10 de septiembre de 2013 / 01:10 p.m.

Washington • El presidente estadunidense, Barack Obama, dijo ayer que sopesaría “absolutamente” suspender un posible ataque militar en Siria si el gobierno del presidente Bashar al Asad acepta la propuesta rusa de que el supuesto arsenal de armas químicas quede bajo control de la comunidad internacional, a la que la ONU y varios países —incluyendo la propia Siria— dieron la bienvenida.

En entrevista con seis cadenas de televisión, Obama afirmó que la propuesta rusa es un paso “positivo” para evitar una intervención militar contra Damasco, pero enfatizó que falta ver si la propuesta es seria y no una “táctica dilatoria”.

“Lo considero un suceso modestamente positivo”, dijo Obama en alusión a la propuesta.

“Veamos si podemos lograr un lenguaje que evite un ataque y que logre nuestras principales metas para asegurar que estas armas químicas no sean nuevamente usadas”, enfatizó.

El presidente estadunidense también dejó claro que, a su juicio, la situación actual es fruto de las presiones de su gobierno y la amenaza “creíble” de un ataque militar, y reiteró la necesidad de mantener la presión sobre Al Asad.

“No creo que hubiéramos llegado a este punto si no hubiéramos mantenido una creíble posibilidad de un ataque militar”, agregó.

Durante la entrevista con CNN, Obama se dirigió al líder sirio: “Necesitamos un acuerdo político para que usted no cometa una matanza de su propio pueblo y de esa manera esté alentando a algunos elementos de la oposición a implicarse en una conducta terrible”.

Para Obama, la propuesta rusa abriría la puerta a un “avance”, pero esta requerirá un seguimiento y, afirmó, su gobierno no aceptará una “demora o una táctica para quitar la presión” sobre el país árabe.

“Si no mantenemos y seguimos adelante con una amenaza creíble de una presión militar, no creo que logremos el tipo de acuerdo que nos gustaría”, advirtió.

Aunque la propuesta no resuelve los problemas subyacentes del conflicto civil de dos años y medio en Siria, asegurará que no se utilicen las armas químicas, como sucedió con “los más de 400 niños que fueron gaseados de forma indiscriminada”, dijo.

Obama reconoció ante Fox News que el pueblo estadunidense “no está convencido” y que los congresistas tienen muchos interrogantes, por lo que su gobierno perseguirá una “vía diplomática”.

El presidente grabó las entrevistas con ABC, CBS, NBC, PBS, CNN y Fox News en víspera de su visita al Capitolio y un discurso televisivo hoy para defender un ataque contra Siria.

En las últimas semanas Obama y miembros de su gabinete han urgido a tomar medidas contra Siria por su presunto uso de armas químicas el pasado 21 de agosto y que, según EU, dejó más de mil 400 muertos.

Las declaraciones de Obama de ayer marcaron un tono más conciliatorio, en unos momentos en que no tiene los votos asegurados en el Congreso ni la opinión pública apoya un ataque militar contra Damasco.

Según el diario USA Today, solo 22 miembros del Senado y 22 legisladores de la Cámara de Representantes han declarado que apoyarían con seguridad el uso de la fuerza contra Damasco.

Mientras, una encuesta de CNN señaló que 59 por ciento de los estadunidenses se opone a una acción militar contra Siria, frente a 39 por ciento que la apoya.

Mensaje a la cristiandad

¿Cuál es la suerte de los cristianos de Oriente Medio? Esta es una pregunta que el arzobispo metropolitano de la Iglesia católica apostólica ortodoxa antioquena de México, Venezuela, Centroamérica y el Caribe, Antonio Chedraoui, lanzó a los cristianos del mundo, acusando a Estados Unidos y Francia de cerrar los0 ojos ante lo que sucede, culpando a un gobierno legítimo, callando los incendios y destrucción de las iglesias, el asesinato de sacerdotes o el llamado de los muftis (líderes religiosos musulmanes fanáticos) para terminar con las iglesias antiguas y no permitir que se construyan nuevas.

Son capaces de aliarse con los autores del 11 de septiembre para ir contra los cristianos, dijo, asegurando que es inexplicable que los que hablan de libertad y democracia hagan alianza con caníbales y salvajes con tal de matar a verdaderos inocentes.

 — AGENCIAS