24 de marzo de 2013 / 02:51 a.m.

El presidente, que hoy visitó la monumental jordana de Petra, ya se encuentra en la Casa Blanca tras su primera gira por Israel y Palestina, para dar un impulso al proceso de paz.

 

Washington DC -Baltimore • El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, regresó hoy a la Casa Blanca tras concluir su primera gira como mandatario en Oriente Medio, con miras a impulsar el estancado proceso de paz en la región. Obama llegó a la mansión presidencial a las 20:37 hora local, saludó a los periodistas pero no hizo declaraciones públicas, según informó la Casa Blanca.

Su gira de cuatro días por Israel y Palestina, y Jordania, incluyó la esperada visita a Jerusalén y Belén, y hoy mismo, a la ciudad monumental jordana de Petra. Se trató de su primera visita a Israel y Palestina desde que llegó a la Casa Blanca, en enero de 2009, y con ella ha tratado de dar un impulso renovado al proceso de paz, paralizado desde 2010.

Entre los logros de su visita se destaca un compromiso para otorgar un paquete de ayuda por 200 millones de dólares a Jordania para atender al casi medio millón de refugiados sirios en ese país y, gracias a su mediación, un acuerdo entre Israel y Turquía para restablecer las relaciones bilaterales.

Las relaciones entre Israel y Turquía quedaron dañadas tras el asalto en mayo de 2010 por comandos israelíes a la llamada "Flotilla de la libertad", que zarpó de Turquía con destino a Gaza y dejó nueve ciudadanos turcos muertos. Sin embargo, hubo pocos avances para resolver las disputas que alimentan el conflicto entre israelíes y palestinos.

Al visitar Ramala, en Cisjordania, Obama se reunió con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, e instó a los palestinos a que abandonen sus exigencias de condicionar el diálogo de paz a una congelación de los asentamientos judíos en Cisjordania. Pero Abás se mantiene inamovible con esa condición.

EFE