7 de diciembre de 2013 / 07:44 p.m.

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reafirmó hoy que el compromiso de su país con la seguridad de Israel es "sagrado" y volvió a defender la solución diplomática como la mejor para impedir que Irán desarrolle un arma nuclear.

La cooperación tanto militar como en inteligencia con Israel "nunca ha sido más fuerte", sostuvo Obama durante una conversación en el Centro Saban para Oriente Medio del Instituto Brookings de Washington.

Las relaciones entre Estados Unidos e Israel pasan actualmente por un momento delicado tras el acuerdo de las potencias occidentales con Irán para suspender temporalmente el programa nuclear de Teherán, cuestionado duramente por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Obama volvió a defender hoy ese acuerdo, aunque admitió que sus resultados son todavía inciertos, y remarcó que no se basa en la "confianza" en Irán, sino en poder "verificar" si ese país cumple con los compromisos pactados.

El presidente rehusó comentar cuál es su "plan B" en caso de que el acuerdo con Irán fracase y únicamente detalló que no hay ninguna opción, incluida la "militar", fuera de la mesa.

La "mejor forma" de impedir que Irán obtenga un arma nuclear, algo que está tanto en el "interés" de Israel como de Estados Unidos, es con una solución diplomática "integral y verificable", insistió Obama.

Israel, por su parte, exige que Irán no pueda enriquecer uranio y que todas sus centrifugadoras sean desmanteladas, condiciones que no se incluyeron en el acuerdo alcanzado en Ginebra entre el Grupo 5+1 (formado por Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido, China y Alemania) y Teherán. En cuanto a las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, Obama indicó que ve "posible" fijar un marco para nuevas conversaciones más allá del periodo de nueve meses establecido en julio cuando se reinició el diálogo entre ambas partes con la ayuda del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry. Kerry prevé intervenir en este foro del Centro Saban esta tarde y mañana, domingo, participará Netanyahu a través de una videoconferencia.

EFE