ALBERTO SANTOS | @ALBERTO_SANTOS
21 de septiembre de 2016 / 11:24 p.m.

MONTERREY.- Fernanda Castillo y Erik Hayser arrancaron esta noche la gira de la puesta en escena "Wake Up, Woman". La Ciudad fue su primera parada.

El Auditorio San Pedro fue testigo de una obra completamente diferente, en donde el amor es opacado por la violencia de género.

Fernanda da vida a Natalia, una ingenua y soñadora jovencita quien conoce a Federico, un chico que pareciera ser el novio perfecto, el cual hasta presume a los espectadores.

La vida cambia para Natalia y Federico. Durante el matrimonio su situación se vuelve difícil hasta el punto en que los golpes, gritos y peleas es tan fuerte, que el amor pierde el sentido entre los dos.

La obra comienza de una manera fría: dos actores en escena, sin decir ni una sola palabra. Un silencio fúnebre en la sala, adentró poco a poco a la ficción.

Los amantes de la serie El señor de los Cielos pudieron disfrutar de una faceta diferente de la actriz, lejos de su famoso personaje de Mónica Robles.

Su desempeño en escena se convirtió en una montaña rusa de emociones. Primero comenzaron con algo sencillo, frío y hasta aburrido, pero fue con el paso del tiempo que capturaron la atención de todos, hasta llegar a una cúspide de gritos, maltrato y golpes.

El público reaccionó ante lo visto en escena: quejidos, suspiros y hasta llanto se pudieron notar en la sala. Situación radical a lo que se vivió al inicio de la puesta, donde los sonidos de teléfonos celulares entorpecían la obra.

La producción fue sencilla: una pantalla, videos que se proyectaban en ésta, una maleta y diversos cambios de vestuario fueron suficientes para que los actores llevaran a su mundo a los regios, que ofrecieron una fuerte ovación para ambos actores.