29 de junio de 2013 / 01:18 a.m.

La Paz • El presidente boliviano, Evo Morales, expresó hoy su deseo de que Rusia "vuelva" a América Latina con cooperación e inversiones para frenar "cualquier chantaje" del gobierno de Estados Unidos.

"Ojalá Rusia vuelva a Latinoamérica con su tecnología para frenar cualquier chantaje, cualquier imposición del Gobierno de EU (...) El gran deseo que tenemos es que Rusia esté presente en América Latina y el Caribe con toda la cooperación, inversión y especialmente con la transferencia de tecnología", sostuvo Morales.

En un acto en la ciudad norteña de Cobija, fronteriza con Brasil, el mandatario boliviano anunció que planteará este tema en una reunión que sostendrá con el presidente ruso, Vladimir Putin, el próximo martes por la tarde.

Morales reiteró que en las próximas horas viajará a Nicaragua para asistir a la octava cumbre de Petrocaribe y que, después de ese encuentro, partirá mañana en la noche rumbo a Rusia para participar en el Foro de los Países Exportadores de Gas (FPEG).

Se trata del segundo viaje que realiza el mandatario boliviano a ese país, donde ya estuvo en visita oficial en febrero de 2009, cuando se reunió con el entonces presidente ruso Dmitri Medvédev, en Moscú.

Morales resaltó hoy que es la primera vez que Bolivia es invitada a participar en el FPEG, lo que, según dijo, ocurre porque su país es ahora "el primer productor de gas de Sudamérica" y el segundo de América Latina. Además señaló estar "sorprendido" porque el gobierno ruso le haya pedido una reunión bilateral, lo que calificó de "interesante, histórico, inédito para todo el pueblo boliviano".

Bolivia, donde operan una decena de multinacionales petroleras, como la española Repsol, la brasileña Petrobras y British Gas, exporta actualmente gas natural a Brasil y Argentina y gas licuado de petróleo a Paraguay.

EFE