17 de julio de 2013 / 08:58 p.m.

Panamá • Panamá dijo hoy que dejará en manos del Consejo de Seguridad de la ONU la evaluación del armamento no declarado hallado en un mercante norcoreano retenido en uno de sus puertos, y que Cuba ha reconocido le pertenece y está "obsoleto".

Los "dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de ese tipo" de aeronave, según reveló el martes La Habana, están ocultos en contenedores bajo 10.000 toneladas de azúcar, la única carga que declaró la embarcación ante las autoridades panameñas.

Agentes del Servicio Nacional Aeronaval (Senan) de Panamá se toparon de forma inesperada con parte del material bélico el lunes, durante una revisión en busca de drogas, la carga ilícita que suponían podía estar en el barco, según información de inteligencia.

El ministro panameño de Seguridad, José Raúl Mulino, afirmó este miércoles que toda mercancía que "no está consignada en un conocimiento de embarque o es contrabando o es ilícita", por lo que desestimó que la declaración cubana de que las armas son suyas y están obsoletas solvente la situación.

"Nosotros no cambiamos de posición, el Gobierno de Panamá encontró este material bélico, serán los técnicos, será el Consejo de Seguridad (de la ONU) a través de su comisión de especialistas, la que emitirá su opinión y Panamá la acatará", dijo Mulino a la televisión local.

Panamá ha pedido colaboración a las Naciones Unidas para que sus expertos determinen si el caso del mercante "Chong Chon Gang" representa una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad que prohíben a Corea del Norte exportar e importar cualquier tipo de armamento.

"Si Naciones Unidas, a través del Consejo de Seguridad, resulta ser competente para conocer de este tema por las violaciones a las resoluciones emitidas por ellos (...) el caso concreto sale de nuestra competencia", afirmó el ministro.

Panamá también ha pedido equipos y personal especializado a Estados Unidos, que este miércoles confirmó que proporcionará la asistencia solicitada para inspeccionar el barco norcoreano, y aseguró que contactará a Cuba "muy pronto" para conversar sobre el armamento procedente de la isla que se encuentra a bordo.

Las autoridades panameñas continuaban este miércoles sacando los miles de sacos de azúcar del mercante, construido en 1979 en Nampo (Corea del Norte), una tarea ardua que podría extenderse durante ocho y diez días, ya que deben cargar a hombros los más de 200.000 quintales del producto, según los datos oficiales.

"Puedo anunciarles que hoy (miércoles) sacan los dos primeros contenedores al patio del (puerto privado de) Manzanillo", en la costa Caribe panameño, "y empezamos (la búsqueda) en las otras tres o cuatro bodegas (del barco) hasta encontrar el montón de armamento obsoleto entre comillas" que Cuba declara como suyo, dijo Mulino.

El ministro panameño se quejó de "la poca transparencia en el manejo del tema" por parte de La Habana, con el argumento de que el sábado, antes del hallazgo de las primeras armas, "el vicecanciller de Cuba le pidió" al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, "que liberaran el buque", sin aclarar que llevaba una carga no declarada perteneciente a la isla.

El Gobierno cubano admitió anoche a través de una declaración que el barco de bandera norcoreana zarpó, en un fecha no precisada, de un puerto cubano rumbo a Corea del Norte con 240 toneladas métricas de armamento defensivo de la isla en estado "obsoleto", para ser "reparado y devuelto" al país.

La retención desde la semana pasada del barco ha incluido episodios violentos, como el intento de suicidio del capitán y de motín por parte de la treintena de personas que lo tripulan, y otros curiosos, como la invasión de una nube de abejas atraídas por los sacos de azúcar humedecidos por la lluvia.

El capitán, de nacionalidad norcoreana, según la versión oficial panameña, se puso un cuchillo en el cuello al percatarse de que las autoridades estaban a punto de dar con las armas, pero solo logró hacerse una "leve herida" porque fue inmovilizado por un agente del Senan, confirmó a Efe el director de ese organismo de seguridad, comandante Belsio González.

Los miembros de la tripulación se encuentran detenidos en la antigua base aeronaval estadounidense de Sherman, y en las próximas horas serán sometidos a interrogatorios indagatorios por parte de las autoridades panameñas.

 — EFE