31 de julio de 2013 / 12:57 p.m.

Bangkok • La oposición camboyana reclama la victoria en las elecciones generales del domingo, después de que el gobernante Partido del Pueblo de Camboya (PPC) anunciara su victoria por mayoría absoluta, informaron hoy a Efe fuentes opositoras.

Tras la votación, la formación del primer ministro, Hun Sen, se atribuyó 68 de los 123 escaños del Parlamento que estaban en juego, lo que le permitiría formar Gobierno en solitario, frente a los 55 del opositor Partido para el Rescate Nacional de Camboya (PRNC).

"Hemos logrado al menos 63", dijo a Efe por teléfono el portavoz del PRNC, Yim Sovann, que cifró en 60 los escaños del partido gobernante. "Ganamos las elecciones y ahora (el PPC) debería retirarse del gobierno", añadió el portavoz, quien indicó que estos resultados se calcularon con la información proporcionada por la red de apoderados electorales del PRNC.

El Comité Electoral Nacional no dará los resultados oficiales, al menos, hasta mediados de agosto. La oposición ya rechazó el lunes los resultados anunciados por el gobierno y pidió una investigación independiente sobre las irregularidades registradas durante los comicios, en los que miles de electores no fueron inscritos en el registro de voto.

Un once por ciento de los votantes no pudo ejercer su derecho porque su nombre no constaba en las listas del censo, según la ONG Transparencia Internacional. Esta organización, que concedió un 48.5 por ciento de los sufragios al PPC y un 44.4 por ciento al PRNC, también instó al Gobierno a permitir una investigación independiente.

"Hubo muchas irregularidades que contribuyeron a que éstas no hayan sido unas elecciones justas ni libres. Las irregularidades fueron inaceptables", aseguró el portavoz de la oposición. Sovann descartó que se convoquen manifestaciones y actos de protesta en contra del gobierno y reiteró las llamadas a la calma a los simpatizantes del PRNC que la formación ha realizado desde el cierre de las urnas.

"Ahora estamos centrados en conseguir que se constituya un comité independiente para que se investiguen las irregularidades y se sepa que ocurrió", indicó. "Debemos encontrar una solución pacífica", añadió Sovann, que negó que haya negociaciones abiertas entre los dos partidos.

El portavoz del Consejo de Ministros, Phay Siphan, insistió en dar por buena la victoria del PPC y rechazó la participación del partido gobernante en una comisión de investigación con la oposición. "Tengo toda la confianza en el Comité Electoral Nacional. Apoyo sus datos porque son los oficiales", dijo Siphan al diario Cambodia Daily.

Unos 9.6 millones de personas estaban llamadas a votar en las elecciones en Camboya, las quintas desde le restablecimiento de la democracia en 1993, que transcurrieron con normalidad a pesar de algunos altercados provocados por electores que no pudieron votar.

Hun Sen, uno de los mandatarios que más tiempo llevan en el poder en Asia, dirige Camboya desde 1985, año en que se instaló al frente del Ejecutivo con el beneplácito de Vietnam, cuyo Ejército ocupó el país seis años antes para derrocar al Jemer Rojo.

EFE