12 de marzo de 2013 / 04:44 p.m.

Berta Soler, portavoz del movimiento opositor cubano "Damas de Blanco", afirmó hoy en Madrid que la oposición interna en Cuba "está preparada y organizada" para cuando "llegue el momento".

Soler, en su primer viaje al extranjero permitido por el gobierno de la isla, afirmó en una conferencia ofrecida en Casa de América que ""estoy aquí por la presión política internacional no porque el gobierno cubano tenga buena voluntad"".

""El gobierno cubano intenta engañar al mundo"", dijo, a la vez que denunció que el ejecutivo de su país ""está recrudeciendo la violencia contra las mujeres"" por lo que pidió "mano dura" a los mandatarios internacionales.

""Estamos buscando una Cuba nueva donde exista democracia y respeto a los derechos humanos"" porque en la isla, dijo, "nada ha cambiado".

La "dama de blanco" destacó que "no queremos ser victimarias, queremos estar en un país donde reine la paz el amor y la democracia".

Señaló que está en España gracias a la solidaridad internacional "y puedo contemplar con tranquilidad mi regreso a Cuba" porque dijo "el gobierno cubano necesita la credibilidad internacional".

""No debemos engañarnos -afirmó- pero este empuje del exterior es imprescindible"" e instó al gobierno de Castro a firmar los pactos de Naciones Unidas que defienden los derechos humanos, ""esto si que podría ser interpretado como un paso al frente"".

En esta primera salida, dijo que le resultaba ""doloroso el contraste con la falta de libertad en mi país"" y afirmó ""si seguimos trabajando unidos en un futuro cercano alcanzaremos para Cuba la libertad"".

En una lectura emocionada, entrecortada en ocasiones, la "dama de blanco" denunció la detención de dos mujeres de su organización sin estar enjuiciadas, a la vez que se refirió a "ochenta prisioneros políticos".

Finalizó sus palabras con un "Cuba sí, Castro no" y con el grito de "Libertad a los presos políticos".

Tras sus palabras, Berta Soler recibió simbólicamente seis premios otorgados a las "Damas de Blanco" por su lucha por las libertades y los derechos humanos, recogidos por representantes del exilio al no permitirles salir de Cuba.

Fueron el Premio Internacional de Derechos Humanos 2005, el XIII Premio Miguel Ángel Blanco a la convivencia 2010, el Premio a la Libertad 2010 del Consejo Atlántico, el Premio Mujer en Igualdad 2010, el Premio Internacional 2010 Ján Langos y el XIX Premio a la convivencia Manuel Broseta 2011.

El Movimiento de las Damas de Blanco surgió tras el encarcelamiento de 75 hombres, en 2003, en la llamada "Primavera Negra", para pedir su puesta en libertad. Todos ellos ha salido de prisión y muchos se exiliaron a España. Tres de los que quedan en la isla, incluido el marido de Berta Soler, se les ha denegado ahora el pasaporte.

Antes del discurso de clausura, pronunciado por la presidenta del Partido Popular (PP) de Madrid, Esperanza Aguirre, representantes de la comunidad cubana intentaron tomar la palabra para expresar su desacuerdo con las palabras de Soler.

Finalmente, el presidente de la asociación de federaciones de cubanos residente en España, Luis Pérez, tomó la palabra para afirmar que "no todos los cubanos somos disidentes" y reivindicar que "la libertad de salir del país se ha gestado desde el movimiento emigrante".

También criticó el bloqueo porque "Cuba ha perdido un billón de euros" debido a él.

Sus palabras fueron contestadas al grito de "Cuba libre".

EFE