19 de agosto de 2013 / 04:38 p.m.

El Cairo • La Fiscalía egipcia ordenó hoy la detención preventiva por quince días del depuesto presidente Mohamed Mursi en un nuevo caso, por el que se le implica en los disturbios ocurridos en diciembre pasado frente al palacio presidencial.

Según la agencia oficial Mena, Mursi está acusado de participar en el asesinato, detención y tortura de ciudadanos, y en la difusión de informaciones falsas para influir en la investigación judicial sobre dichos sucesos, entre otros cargos.

Esta medida cautelar entrará en vigor cuando acabe el periodo de prisión preventiva que cumple ahora el depuesto presidente por colaborar con el movimiento islamista palestino Hamás para perpetrar "acciones enemigas contra el país" y por el asesinato y secuestro de policías y reos durante el asalto a una cárcel.

 — EFE