26 de abril de 2013 / 09:42 p.m.

Puerto Príncipe • El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, insistió hoy en rechazar la "desgastada" política mundial contra el narcotráfico y exhortó a un dialogo global intergubernamental para tratar este flagelo que continua causando estragos en los países de América Latina y el Caribe.

Durante su intervención en la V Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), que tiene lugar hoy en la capital haitiana, Pérez Molina señaló que la espiral de violencia que vive la región está asociada a la actual política de lucha contra las drogas.

Según el gobernante, "estas políticas de respuesta y represión únicamente han provocado luto y dolor y un enorme daño" a la "sociedad, particularmente a América Latina y el Caribe". Por ello, propuso un diálogo mundial intergubernamental que, en su opinión, "es la luz que puede guiar hacia un horizonte de salud, desarrollo socioeconómico y paz para las futuras generaciones".

"Dejemos que la política de combate a la droga se fundamente en los firmes pilares del siglo veintiuno y no en las viejas y desgastadas estructuras del siglo veinte basadas en prejuicios e ideologías", indicó el mandatario en su intervención.

El jefe de Estado propuso a sus colegas caribeños sumarse a su iniciativa que propondrá durante la asamblea general de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se celebrará en Guatemala en la primera semana de junio.

"Para nadie es un secreto que por más daños que el consumo, producción y tráfico de drogas causen en nuestra región, el problema es global y no únicamente regional", apuntó.

Por otra parte, Pérez Molina exhortó a sus colegas caribeños a unir esfuerzos para diseñar un "bloque de acciones" encaminadas a reforzar las iniciativas que realizan en el plano económico, turístico y de transporte tanto aéreo como marítimo.

"En los albores del siglo veintiuno debemos ser escuchados y atendidos para poder tener acceso a los nuevos conocimientos, adelantos de la ciencia y tecnología, inversiones estratégicas, de energía y tecnología que nos permitan rompen el aislamiento y exclusión social (...)", indicó.

En esta cumbre en Puerto Príncipe, a la que fueron convocadas delegaciones de 31 países de la región, participan, además, el mandatario anfitrión Michel Martelly, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el de México, Enrique Peña Nieto; el de Chile, Sebastián Piñera; y el de República Dominicana, Danilo Medina.

EFE