31 de mayo de 2013 / 02:45 p.m.

Moscú-Miami• Familiares y activistas elevaron ayer la voz para reclamar al Departamento de Justicia de Estados Unidos que investigue la muerte a tiros de Ibragim Todashev la semana pasada a manos de un agente especial del FBI, mientras era interrogado en relación con el atentado del pasado 15 de abril en la final del Maratón de Boston.

En rueda de prensa en Moscú, Abdulbaki Todashev, padre de Ibragim, mostró fotos en las que supuestamente aparece el cadáver de su hijo. “Su cuerpo muestra seis heridas de disparos, una de ellas en la cabeza”, explicó.

Todashev no puede creer la versión del FBI (Oficina Federal de Investigación), que asegura que su hijo atacó a la policía durante un interrogatorio a fines de mayo en su casa de Orlando, Florida. “Quiero respuestas”, dijo Todashev, procedente de Chechenia, como su fallecido hijo de 27 años.

Desde Miami, el Consejo de Relaciones Islámico-Estadunidenses (CAIR, por su sigla en inglés) en Florida confirmó que esta petición es también secundada por la esposa y otros familiares de Ibragim Todashev, amigo del principal sospechoso de hacer estallar las bombas durante el maratón bostoniano, Tarmelan Tsarnaev, muerto también por el FBI.

Según la versión oficial, en un momento durante el interrogatorio de Todashev en la madrugada del 21 al 22 de mayo, el checheno se empezó a encolerizar y se produjo “una confrontación violenta, iniciada por el individuo que resultó muerto”.

El 22 de mayo, el FBI confirmó que uno de sus agentes, ante una amenaza “inminente”, mató a Todashev cuando era interrogado por su supuesta relación con Tsarnaev y con grupos extremistas.

El CAIR sostiene que Todashev no estaba armado durante el interrogatorio, en el que también se le estaba preguntando por un triple asesinato ocurrido en Waltham (Massachusetts) hace tres años.

Todashev aceptó que su hijo conocía a Tamerlan Tsarnaev y al hermano de éste, Dzhokhar, ya que iban al mismo gimnasio, pero aseguró que Ibragim “no tuvo nada que ver con el atentado ni era creyente radical”.

En la recta final del Maratón de Boston murieron tres personas y más de 250 resultaron heridas. Días después, Tamerlan fue abatido por la policía, y su hermano apresado con graves heridas.

“Mi hijo estaba seguro de que los Tsarnaev no fueron los autores”, afirmó Todashev.

René Manukyan, viuda de Todashev, aseguró tener pruebas que muestran que la espada que, según publicaron medios locales, Todashev habría tratado de usar contra los agentes era solo un objeto decorativo de su departamento en el sur de Orlando y que, de hecho, estaba rota y no podría haberse utilizado como arma.

La organización islámico-estadunidense, así como los familiares del fallecido, reclama que el Departamento de Justicia abra una investigación para saber si se violaron los derechos civiles de Todashev durante el prolongado interrogatorio.

“Nunca se puede justificar la agresión hacia un agente de la ley, y ese no era tampoco un momento para atacar a un agente federal, cuya seguridad ha de ser garantizada, pero también éste debe comportarse de acuerdo con los estándares más elevados para los oficiales de la ley”, adujo Hasan Shiblyn, director ejecutivo del CAIR, en un comunicado.

ClavesConspiración

Un juez federal de Nueva York condenó ayer al iraní-estadunidense Manssor Arbabsiar a 25 años de prisión, por participar en una conspiración para asesinar al embajador de Arabia Saudí en Washington en 2011.

Arbabsiar, de 58 años, se declaró culpable en octubre pasado de conspirar con militares iraníes para contratar sicarios de la mafia de la droga mexicana para matar al diplomático.

La defensa intentó reducir la condena alegando que su cliente sufría de síndrome bipolar, pero el juez John Keenan dijo que “era cabalmente consciente de su accionar. Debe aprender la lección. Eso no puede ser tolerado”.

AGENCIAS