31 de julio de 2013 / 12:03 a.m.

Washington DC -Baltimore • El padre de Edward Snowden, Lon Snowden, reiteró hoy que no cree que su hijo pueda tener un juicio justo en Estados Unidos, y alegó que su caso y el del soldado Bradley Manning, encontrado hoy culpable de espionaje por filtrar miles de documentos a la plataforma WikiLeaks, son completamente diferentes.

"Es cierto que hay circunstancias diferentes. La gente quiere comparar ambos casos, y son completamente diferentes, dijo el padre del ex analista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés) a la cadena CNN.

"En primer lugar, creo que mi hijo ha demostrado discreción con la información que ha compartido", argumentó el padre del joven. Edward Snowden es un admirador declarado de Manning, según apuntó el diario británico The Guardian, y opina del soldado que sus actos fueron "inspirados por el bien público".

"Creo que (Snowden) sin duda admira a Manning", dijo su padre, quien considera que el soldado se implicó en hacer partícipe a la sociedad sobre las actuaciones de EU en la guerra de Irak, como demostró, según él, al filtrar el vídeo de un ataque aéreo estadunidense en Irak en 2007 en el que resultaban muertos en un tiroteo dos reporteros de la agencia Reuters y dos niños.

El ex analista militar Bradley Manning fue encontrado hoy no culpable del cargo más grave que afrontaba, el de "ayuda al enemigo" por filtrar documentos clasificados a WikiLeaks, pero fue acusado de otros 20 cargos, entre ellos el de espionaje, que pueden suponerle una pena máxima de 136 años.

El ex analista, que facilitó más de 700 mil documentos secretos a WikiLeaks, la mayor filtración de la historia estadunidense, fue absuelto de transmitir aquel vídeo en noviembre de 2009, poco después de llegar a Irak. El militar admitió que filtró los 700 mil documentos y se declaró culpable de diez cargos menores, pero negó con firmeza que su intención fuera ayudar a los enemigos de América.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés), un reconocido grupo de defensa de los derechos civiles, recibió la sentencia reiterando su preocupación ante la estricta legislación antiespionaje de Estados Unidos.

"Si bien estamos aliviados de que el señor Manning fue absuelto de la acusación más peligrosa, la ACLU ha sostenido durante mucho tiempo la opinión de que las filtraciones a la prensa en el interés público no deben ser procesados bajo la Ley de Espionaje", dijo Ben Wizner, uno de los directores de la organización.

"Desde que Manning ya se declaró culpable de los cargos de filtración de la información - lo cual implica un castigo importante - parece claro que el gobierno estaba tratando de intimidar a cualquiera que en el futuro considere valiosa y reveladora una información".

Los defensores de Manning y Wikileaks consideran que la sentencia confirma que Snowden hizo bien en huir de Estados Unidos. Manning se desempeñaba como analista de inteligencia en Irak cuando envió a WikiLeaks un alijo de cables diplomáticos secretos e informes militares clasificados de las guerras en Irak y Afganistán.

Mientras tanto, Snowden, perseguido por la justicia estadunidense por filtrar la existencia de dos programas secretos mediante los cuales EU, recopilaba datos telefónicos y digitales de millones de usuarios, continúa recluido en el aeropuerto de Moscú a espera de poder regularizar su situación en Rusia.

La semana pasada, el secretario de Justicia estadunidense, Eric Holder, envió una carta al Kremlin en la que asegura que EU no pedirá la pena de muerte para el joven de 26 años en caso de que llegue a enfrentarse a un proceso judicial y garantizó que no sería expuesto a torturas.

EFE