1 de septiembre de 2013 / 11:13 p.m.

 

Brasilia • Brasil, considerado un país modelo en la eliminación de menores de edad del mercado de trabajo, recibirá a delegados de casi 200 países que discutirán sus experiencias para alcanzar la meta de erradicar las peores formas de trabajo infantil para 2016.

La Conferencia Global sobre el tema, auspiciada por la ONU, congregará en la capital brasileña a delegados de los 182 países firmantes de la convención 182 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para intercambiar las experiencias alcanzadas en el esfuerzo por asegurar que los menores de edad estén en la escuela y no en la calle trabajando.

"La conferencia estará centrada en nuestros avances, en la renovación y ampliación de los compromisos por prevenir y eliminar el trabajo infantil", declaró la secretaria ejecutiva de la conferencia, la brasileña Paula Montagner, en una conferencia con corresponsales extranjeros.

Destacó que Brasil fue escogido como sede de la reunión por sus logros a lo largo de 20 años en que asumió como política pública la erradicación del uso de mano de obra infantil.

Con una legislación que establece la enseñanza obligatoria hasta el nivel secundario y la fijación de 16 años como edad mínima para trabajar, Brasil logró reducir la presencia de niños y adolescentes de 5 a 17 años en situación de trabajo en 57% entre 1992 y 2011.

Experiencias positivas también se han registrado en otros países suramericanos como Argentina, Uruguay y Chile.

Jamaica desarrolló en 2011 una experiencia con la participación de su Federación de Fútbol, en el que niños identificados como trabajadores fueron incorporados a clubes de fútbol para participar de prácticas deportivas, combinado con apoyo de otros servicios sociales para evitar que volvieran a trabajar.

Según la experiencia recopilada por la organización de la conferencia, unos 290 niños de la comunidad jamaiquina de Maverly participaron de las clínicas de fútbol y los pobladores cambiaron su actitud hacia el trabajo infantil, que pasó a ser visto como algo que debía ser erradicado.

"A pesar de los avances, aún existen millones de niños en todo el mundo que son víctimas de las peores formas de trabajo infantil", advirtió Marcia Poole, directora de comunicación de la OIT.

La última conferencia sobre el tema, celebrada en 2010 en La Haya, Holanda, diseñó una hoja de ruta para erradicar hasta 2016 las peores formas de trabajo infantil, que incluye actividades degradantes como el trabajo forzado, la explotación sexual, el trabajo esclavo, comercio de drogas y actividades que imponen riesgos morales o a la salud del menor.

La conferencia también escogió a Brasil como sede de la conferencia de octubre de este año para discutir las acciones realizadas por los países para alcanzar las metas.

Los instrumentos internacionales de combate al trabajo infantil incluyen la convención 138 de 1973, en el que 156 países se comprometieron a eliminar el trabajo infantil y elevar la edad mínima de admisión al mercado de trabajo, que no puede ser menor a 15 años.

Asimismo, la convención 182 de 1999, con 182 países signatarios, determina la supresión de las peores formas de trabajo infantil.

AP