12 de agosto de 2013 / 02:40 a.m.

 

PANAMÁ — Panamá otorgó asilo por razones humanitarias a 19 cubanos detenidos en las Bahamas, informó el domingo el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El presidente panameño Ricardo Martinelli expresó en un comunicado que accedió a una solicitud formulada por el grupo, al tiempo que añadió que Panamá es un país que históricamente ofrece asilo por razones humanitarias.

"Se trata de un trámite expedito, basado en la Convención de Caracas de 1954, mediante la cual se otorga asilo territorial a ciudadanos que sufren de persecución política o cuya seguridad personal se encuentra en peligro", explicó.

El ministerio no identificó a los cubanos ni dijo cuándo pueden llegar a Panamá.

Tampoco ofreció detalles sobre el estado en que se encuentran los solicitantes de asilo, pero aludió a las críticas de grupos defensores de los derechos humanos por el trato que reciben los cubanos detenidos en las Bahamas bajo sospecha de tratar de emigrar a Estados Unidos sin autorización.

"Las denuncias de organismos internacionales de derechos humanos, que han alertado el trato que reciben ciudadanos cubanos detenidos en las islas Bahamas, ha sido una de las consideraciones que ha fundamentado esta decisión del gobierno", agregó la cancillería.

Activistas exiliados en la Florida alegan que los detenidos cubanos han sido golpeados por los guardias, se les ha negado alimentos y agua suficientes, tratamiento médico y se les ha privado de la libertad de solicitar asilo.

Tanto el gobierno de Estados Unidos como las Naciones Unidas han criticado las condiciones en el centro de detención en las Bahamas para inmigrantes, la mayoría de ellos provenientes de Cuba y Haití. El archipiélago poco poblado es utilizado como centro de tránsito por personas que tratan de llegar a Estados Unidos, y las fuerzas de seguridad isleñas suelen detener embarcaciones llenas de migrantes, los cuales son deportados en su mayoría.

Funcionarios bahamenses niegan que haya abusos y están molestos por las exhortaciones en la Florida a boicotear el turismo a la isla.

"Los bahamenses están hartos de este ataque a nuestro país, que consideramos injusto", dijo el canciller Fred Mitchell la semana pasada. "Nosotros gastamos 1.000 millones de dólares en la economía de la Florida todos los años. ¿Cuál es el objetivo de tratar de dañar nuestra economía?".

(AP)