11 de noviembre de 2013 / 05:44 p.m.

El papa Francisco ha dispuesto una primera donación de 150.000 euros para ayudar a la población de Filipinas, afectada por el terrible tifón que ha causado devastación y al menos 10.000 víctimas.

La donación realizada a través del Consejo Pontificio Cor Unum, la institución vaticana que distribuye los fondos económicos que recibe la Santa Sede, será distribuida a las iglesias católicas locales sobre todo en las zonas más afectadas.

Se trata de una "primera e inmediata expresión concreta del sentimiento de espiritual cernía y animo del Sumo Pontífice a las personas y territorios devastados por el tifón", se lee en la nota del Consejo Pontificio Cor Unum.

Ayer, tras el rezo del Ángelus, el papa argentino pidió rezar por las víctimas y pidió que llegase "ayuda concreta" a los damnificados.

El nuevo secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, envió un telegrama al presidente de Filipinas, Benigno Aquino, en el que expresa la "sentida solidaridad" del papa con todos los afectados por el tifón y sus consecuencias.

EFE