15 de noviembre de 2013 / 11:03 p.m.

Ordena el pontífice a Fernando Vérgez Alzaga, quien en agosto había sido designado como secretario general de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano 

 

Roma.- El papa Francisco presidió hoy la ceremonia de ordenación como obispo del sacerdote español y legionario de Cristo, Fernando Vérgez Alzaga, en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

El mismo pontífice designó el 30 de agosto pasado al nuevo prelado como secretario general de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, el organismo responsable de gestionar al "país más pequeño del mundo" .

En un primer momento el nombramiento no incluyó la dignidad de obispo y fue entendido como un paso del Papa en contra de la burocracia, ya que antes ese cargo -más bien administrativo-, siempre iba junto con la dignidad episcopal.

Pero esa primera impresión cambió el 7 de octubre con una carta enviada a Giuseppe Bertello, el cardenal jefe de la Gobernación Vaticana.

En esa misiva el líder católico expresó su deseo de nombrar obispo a Vérgez Alzaga, a quien instruyó para que atienda espiritualmente a los empleados del Estado Vaticano.

Y este viernes el Papa presidió la ceremonia de ordenación como obispo de Vérgez Alzaga.

Durante el sermón de la ordenación en la basílica, el pontífice recordó que "el episcopado (la dignidad de obispo) es el nombre de un servicio, no de un honor".

"Ya que al obispo le compete más servir que dominar, según el mandamiento del maestro: quien es más grande entre ustedes, se haga el más pequeño", señaló.

"Y quien gobierna, que gobierne como aquél que sirve. En este servicio, pienso, en aquel gran servicio de ternura y caridad que tú has ofrecido al cardenal Pironio. Estoy seguro que él está entre nosotros en este momento y se alegra", agregó.

Con esas palabras el Papa se refirió al motivo por el cual decidió hacer obispo a Vérgez Alzaga, ya que lo conoció como secretario del cardenal argentino Eduardo Pironio, a quien acompañó durante más de 20 años.

El pontífice recordó también que su antecesor como arzobispo, Antonio Quarracino, lo "quería tanto".

Fernando Vérgez Alzaga nació en Salamanca, España, en marzo de 1945 y fue ordenado sacerdote de los Legionarios de Cristo en 1969. Estudió Filosofía y Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Además tiene un diploma como archivista por la Escuela del Archivo Secreto Vaticano. En la Santa Sede trabajó en la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, primero y en el Pontificio Consejo para los Laicos, después.

Tras la celebración, el Papa Francisco saludó al nuevo obispo y a sus familiares en la Capilla de la Piedad de la Basílica de San Pedro.

Notimex