26 de noviembre de 2013 / 12:00 a.m.

 

Roma.- El papa Francisco y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, apostaron hoy por la vía de la negociación, que incluya a las distintas facciones étnicas y religiosas, para la consecución de una "solución pacífica" al conflicto en Siria.

Durante una audiencia privada de unos 35 minutos de duración celebrada este lunes en el Palacio Apostólico del Vaticano, el mandatario ruso quiso agradecer al pontífice la carta que envió con motivo de la cumbre del G20 de San Petersburgo el pasado septiembre para pedir que se evitaran "soluciones militares" .

En la audiencia, "se subrayó la urgencia del cese de la violencia y de hacer llegar la asistencia humanitaria necesaria a la población, así como de favorecer iniciativas concretas para una solución pacífica del conflicto, que privilegie la negociación e implique las distintas facciones étnicas y religiosas, reconociendo su papel imprescindible en la sociedad" , informó el Vaticano.

EFE