8 de mayo de 2013 / 01:50 p.m.

Jerusalén • El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ordenó congelar por ahora los proyectos de construcción de nuevas colonias judías en Cisjordania para facilitar los intentos de la administración de Barack Obama de reactivar las negociaciones de paz con los palestinos, informó la prensa local.

Netanyahu anunció su decisión hace algunos días al ministro de Vivienda, Uri Ariel, miembro de Hogar Judío, un partido ultranacionalista religioso favorable a continuar con la colonización, precisó ayer una radio militar.

La página web del diario Haaretz explicó que Netanyahu —de visita oficial desde el lunes en China— había prometido en marzo pasado al secretario de Estado estadounidense John Kerry “"restringir"” la colonización.

El primer ministro aceptó esperar hasta mediados de junio, antes de publicar licitaciones para construir nuevas viviendas en las colonias judías sobre tierras palestinas, indicó Haaretz citando altos responsables israelíes.

La radio militar estimó igualmente que ese gesto responde a los esfuerzos del presidente estadunidense Obama y de John Kerry para reactivar las negociaciones entre Israel y los palestinos, bloqueadas desde septiembre de 2010.

Los palestinos exigen un congelamiento total de la colonización para retomar las negociaciones.

Una diputada de Hogar Judío, Ayalet Shaked, dijo a su vez a la radio que “"el Ministerio de Vivienda ha preparado miles de autorizaciones de asentamientos en la zona de Judea y Samaria"”, en Cisjordania.

“"Pero para que estas autorizaciones se conviertan finalmente en construcciones es indispensable la firma del primer ministro, y por razones que no me explico todavía no ha firmado"”, detalló.

Hagit Ofran, del movimiento Paz Ahora, una organización civil (ONG) israelí que se opone a la colonización, confirmó que el gobierno no había “"publicado ninguna licitación para los colonias de Cisjordania y Jerusalén Este desde el comienzo del año.

“"Antes las licitaciones se publicaban en promedio cada tres meses"”, indicó Hagit Ofran.

“"No se trata de una congelación de la colonización ya que las obras en curso siguen adelante, pero puede hablarse de una actitud reservada de parte de Benjamin Netanyahu, que no quiere que los estadunidenses lo acusen de un eventual fracaso de sus intentos de reactivar las negociaciones con los palestinos"”, agregó Ofran.

Según el diario Haaretz, Kerry pidió a las dos partes que le den dos meses para intentar acercar las posiciones.

A cambio, la dirección palestina habría consentido suspender durante ese plazo cualquier gestión para adherirse a organismos internacionales, incluidas las instancias judiciales susceptibles de imputar a Israel, como autoriza el estatuto de Estado observador de la ONU que Palestina obtuvo el 29 de noviembre pasado.

La radio militar precisó que las licitaciones en espera conciernen los grandes bloques de implantaciones donde viven la mayoría de los 360 mil colonos en Cisjordania.

Ayer, el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, rechazó cualquier posibilidad de que los palestinos puedan tener algún día soberanía sobre una parte de la ciudad santa, como ha dispuesto las Naciones Unidas, y propuso que en su lugar renombren a Ramala (sede del gobierno palestino del presidente Mahmud Abas) como “Jerusalén

Barkat dijo a la prensa que era “"ilegal"” la presión internacional y de la ONU para que Israel cese de construir sus colonias en la parte oriental de la urbe y aseguró que “en el ADN de Jerusalén estaba el ser una ciudad unida bajo una única soberanía judía”.

ClavesTributo a Shanghái

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, rindió homenaje al rol histórico de Shanghái, que recibió a miles de judíos que huían de la persecución nazi en Europa.

Netanyahu, que llegó el lunes a China, visitó ayer una sinagoga y el pequeño museo en memoria de los judíos refugiados en Shanghái durante la Segunda Guerra Mundial.

Los inmigrantes judíos llegaron procedentes primero de Alemania y Austria y luego de toda Europa del Este al barrio popular de Hongkew, convertido en gueto por los japoneses en 1943.

AGENCIAS