28 de mayo de 2013 / 01:06 p.m.

Bogotá • El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, afirmó que un eventual acuerdo de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) supondría el “broche de oro” a la política de seguridad desarrollada con el Plan Colombia, implantado en el 2000 a instancias de Estados Unidos.

Santos dijo lo anterior en una declaración conjunta con el vicepresidente estadunidense, Joe Biden, de gira por tres países del continente y con quien se reunió ayer en Bogotá.

Biden ratificó con Santos el respaldo de su país al proceso de paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla más antigua de América Latina.

Santos recordó la anterior visita del vicepresidente al país, en el 2000, cuando con el entonces presidente estadunidense Bill Clinton lanzó con el gobierno colombiano el Plan Colombia, una iniciativa por la cual Washington ha otorgado más de 8 mil millones de dólares al país andino para la lucha antidrogas y contrainsurgente.

El resultado, 13 años después, es la reducción de casi la mitad de la producción de cocaína, según cifras oficiales.

“Ayer, Biden llegó con la noticia del primer acuerdo con las FARC en La Habana”, dijo Santos en alusión al acuerdo en materia agraria logrado el domingo en Cuba entre las FARC y el gobierno.

“Si logramos que los cinco puntos que están en ese acuerdo los podamos finiquitar exitosamente, eso sería cerrar con broche de oro lo que se inició hace 13 años”, agregó el presidente Santos, que el domingo saludó el primer acuerdo en la agenda de negociaciones con las FARC, que proseguirán el 11 de junio en la capital cubana.

Tras conocerse el acuerdo en Cuba, Santos lanzó un mensaje en su cuenta de Twitter calificando de “paso fundamental” el pacto para poner fin a casi cinco décadas de conflicto armado.

Santos reveló que en su reunión con Biden abordaron asuntos ligados con la energía, el medio ambiente, la educación, el comercio y la seguridad.

Esta es la cuarta visita de Biden a América Latina desde que asumió la vicepresidencia en enero de 2009, y sigue a la realizada recientemente por el presidente Barack Obama a México y Costa Rica.

El vicepresidente mantendrá hoy una reunión en Trinidad y Tobago con el primer ministro, Kamla Persad-Bissessar y otros dirigentes del Caribe para tratar también el tema de la energía, así como integración económica y seguridad ciudadana, informó la Casa Blanca.

En Brasil, Biden se encontrará mañana con la presidenta Dilma Rousseff, así como con líderes empresariales.

Mientras, el ex presidente colombiano Álvaro Uribe (2002-10) expresó su descontento con el acuerdo agrario y aseguró que el gobierno premia a los “terroristas”.

A través de Twitter, Uribe arremetió contra el pacto sobre la tierra con un comentario en el que, tras señalar que las FARC “asesinan a nuestros soldados y policías”, el gobierno del presidente Santos “los premia con acuerdo sobre el agro”.

Uribe calificó de “inaceptable que el modelo del campo colombiano lo negocie el gobierno de Juan Manuel Santos con el narcoterrorismo”, y añadió que la administración central “negocia” la dignidad de los campesinos “con el terrorismo que ha secuestrado los niños”.

El ex presidente, fuerte crítico de Santos, su sucesor —quien no descarta volver a postularse en 2014—, lamentó que el gobierno, en vez de “combatir a los terroristas”, los eleva a la categoría de “interlocutores políticos” y negocia con ellos “el futuro rural de Colombia”.

El siguiente punto a tratar en junio en la mesa de negociación en La Habana se refiere a la participación política de las FARC, informaron las partes involucradas en el diálogo.

Agencias