10 de junio de 2013 / 03:40 p.m.

 La Comisión Europea (CE) pedirá el próximo viernes explicaciones a Estados Unidos sobre su programa para acceder a registros de llamadas y datos de Internet, preocupada por las posibles consecuencias para la privacidad de los europeos, indicó hoy una portavoz.

La vicepresidenta de la CE y comisaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía, Viviane Reding, y la responsable de Interior, Cecilia Malmström, transmitirán este mensaje a las autoridades estadunidenses en la reunión ministerial de Justicia e Interior entre la Unión Europea (UE) y EU en Dublín.

Según la agenda del encuentro, acudirán a la reunión la secretaria estadunidense de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, y el fiscal general y secretario de Justicia de EU, Eric Holder.

""La CE está preocupada por las posibles consecuencias (del espionaje) en la vida privada de los ciudadanos europeos y espera recibir detalles de las autoridades"" estadounidenses, señaló la portavoz comunitaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía, Mina Andreeva.

""Esta cuestión no es nueva en lo que se refiere a la UE porque (esta práctica) tiene un impacto en los derechos de los ciudadanos comunitarios"", dijo.

La CE ""ha abordado sistemáticamente estos temas en su diálogo con las autoridades estadounidenses y las comisarias Reding y Malmström también lo harán en la próxima ministerial con EU en Dublín"", recalcó.

La portavoz recordó que la seguridad nacional es responsabilidad de los Estados miembros y la legislación europea no puede abordar los posibles límites a la misma en la regulación sobre protección de datos.

""En cuanto a los Estados miembros, corresponde a los jueces nacionales determinar si los datos pueden ser legalmente transferidos, acorde con los requisitos jurídicos nacionales, europeos o internacionales"", indicó Andreeva.

La Agencia Nacional de Inteligencia (NSA) ha quitado hierro a las filtraciones de prensa sobre el programa PRISM, que permite vigilar comunicaciones digitales de nueve grandes proveedores de internet en EU y que, según el propio presidente estadounidense, Barack Obama, se aplica sólo a comunicaciones en el extranjero.

La NSA, que según la prensa tiene acceso a los registros de llamadas de Verizon, también puede recabar datos de las otras dos mayores compañías telefónicas del país, AT&T y Sprint, de acuerdo con el Wall Street Journal.

Cuando se conocieron los detalles de los programas PRISM, filtrados por The Guardian y el Washington Post, las grandes empresas de internet como Google o Facebook negaron el conocimiento de dichas solicitudes de cooperación de las autoridades federales y la apertura al Gobierno de sus servidores.

EFE