5 de junio de 2013 / 09:11 p.m.

A pesar de la toma de la estratégica ciudad por las fuerzas de Asad, el líder de la Coalición Nacional Siria (CNFROS), George Sabra, aseguró que la derrota no impedirá que continúen luchando "hasta la liberación del país".

 

El Cairo, Damasco • La principal alianza opositora siria ha instado a la comunidad internacional a que actúe de inmediato para proteger a los civiles, después de que el régimen anunciara que ha recuperado el control de Qusair, junto a la frontera con el Líbano.

La Coalición Nacional Siria (CNFROS) reiteró, en un comunicado, su advertencia de que "pueden ocurrir masacres terribles y colectivas si la comunidad internacional sigue de espectador".

Según la oposición, la falta de equilibrio hizo que las fuerzas del régimen de Bashar Asad, apoyadas por el grupo chiíta libanés Hezbolá, lograran infiltrarse en Qusair y controlar sus barrios.

Por ello, pidió a la ONU y a las potencias internacionales que asuman la responsabilidad "de intervenir de manera rápida para proteger a los civiles y poner límite a las prácticas de venganza sistemática de Al Asad, que derrama la sangre de los hijos del pueblo sirio". La CNFROS aseguró que la revolución proseguirá contra la injusticia y la opresión.

Asimismo, el presidente interino de la opositora Coalición Nacional Siria (CNFROS), George Sabra, aseguró hoy que la derrota de los rebeldes en Al Qusair no impedirá que continúen luchando "hasta la liberación del país". "Una parte preciosa del país está ocupada hoy", lamentó Sabra en un discurso televisado, dirigido al pueblo sirio desde Estambul.

El dirigente opositor alabó el heroísmo de las fuerzas rebeldes que han resistido durante más de dos semanas la ofensiva del régimen sirio y señaló que a esta batalla le seguirán otras hasta lograr la victoria en Siria. Sabra instó a los sirios a unirse para "liberar a su país de las manos del régimen y de extremistas y sectarios", en referencia a Al Asad y al grupo chiíta libanés Hezbolá.

"Vuestros padres y abuelos derrotaron a grandes fuerzas y vosotros derrotaréis, sin duda, a ese fragmento de terroristas sectarios", añadió el dirigente opositor en su entusiasta arenga de tintes épicos.

De esta forma, el dirigente opositor aseguró que los "asesinos saldrán de Siria derrotados, en las mortajas o heridos" y consideró que el régimen no podrá aguantar "sin las armas del extranjero y sin los expertos extranjeros de la muerte y los mercenarios".

Para Sabra, lo sucedido en Al Qusair destruye los lazos de hermandad y de ciudadanía entre los chiítas y sus vecinos, en referencia a la participación del Hezbolá en los enfrentamientos.

Asimismo, pidió a la Cruz Roja y la Media Luna Roja Internacionales que envíen ayuda humanitarias a Al Qusair y su periferia donde, según su estimación, se encuentran decenas de heridos que necesitan ayuda.

Por otra parte, instó a los ministro de Exteriores árabes reunidos hoy en El Cairo para tratar la crisis siria a asumir su responsabilidad antes "la invasión extranjera en Siria". Hoy mismo, las Fuerzas Armadas sirias anunciaron su victoria en la localidad de Al Qusair y afirmaron que su avance es un mensaje claro de que continuarán su lucha contra los "terroristas", en mención a los combatientes rebeldes.

EFE