10 de marzo de 2013 / 03:18 a.m.

São Paulo • El reportero de asuntos policiales Rodrigo Neto de Faría, de 38 años, fue asesinado hoy a tiros por desconocidos en la puerta de su residencia, en la ciudad de Ipatinga (Minas Gerais), según informaron las autoridades.

Neto de Faría, que tenía un programa en la Radio Vanguarda y era columnista de sucesos en el diario Vale do Aço de Ipatinga, a 220 kilómetros de Belo Horizonte, la capital regional, había denunciado a la Policía que recibía constantes amenazas de muerte.

El periodista fue atacado a tiros por dos desconocidos que se movilizaban en una motocicleta cuando llegaba a su residencia después de participar de una velada nocturna con amigos a la que acudía con regular frecuencia. El comunicador, casado y con un hijo, llegó a ser socorrido y trasladado al Hospital Municipal de Ipatinga, en el que murió minutos después.

La ministra brasileña de Derechos Humanos, María do Rosario, publicó en su perfil de la red social Twitter que la muerte del periodista investigador "tiene características de ejecución, un crimen contra la vida y un atentado contra la libertad de derechos humanos". El gobernador de Minas Gerais, Antonio Anastasia, señaló por su parte que la Policía Civil de ese estado "no medirá esfuerzos para descubrir la autoría del crimen".

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa de Minas Gerais, Durval Ángelo, en tanto, emitió un comunicado en el que afirmó que Neto de Faría había denunciado ante ese organismo a policías involucrados con el crimen organizado de la región.

EFE