11 de junio de 2013 / 01:50 p.m.

Berlín • Alemania permanece en estado de máxima alerta ante la peor inundación registrada en los últimos años que ha causado daños por 10 mil millones de euros y decenas de miles de personas tuvieron que ser evacuadas.

La ruptura de un dique en el río Elba obligó a abandonar las casas a lo largo del paso del curso de agua por el estado de Sajonia-Anhalt, mientras en Stendal unas tres mil personas fueron rescatadas. Se teme que otros diques también cedan a la presión.

El aumento del cauce del río Elba pone a prueba los diques de estados como Brandeburgo, Baja Sajonia, Sajonia Anhalt y Schleswig Holstein.

Esta mañana el cierre del puente ferroviario en la localidad de Schönhausen en Sajonia Anhalt causo graves problemas en las líneas que van del norte al sur.

En tanto, la circulación en la zona entre las localidades Dömitz y Boizenburg en el estado de Mecklemburgo-Antepomerania fue cerrada esta mañana y sólo podrán circular los equipos de rescate.

Los niveles del agua siguen sin cambios en las regiones afectadas de Sajonia-Anhalt. En Lüchow-Dannenberg y Lüneburg, las localidades más afectadas, los niveles seguían firmes en 8.17 metros, cuando lo normal es de 2.67.

En una entrevista con la cadena de televisión N-TV, el ministro de Economía Philipp Rösler prometió ayudas rápidas y eficaces, sin trabas burocráticas.

A nivel federal, según explicó Rösler, fue instalada una línea telefónica de emergencia, "si el daño está documentado de manera creíble, se puede alcanzar una indemnización de hasta el cincuenta por ciento".

Mientras la situación mejoró en las regiones meridionales afectadas, la alerta permanece en Brandeburgo y Baja Sajonia, donde voluntarios y bomberos reforzaron los diques con bolsas de arena en espera de nuevas inundaciones.

La canciller Federal, Angela Merkel, prometió en su visita a las afectadas ayudas por un total de 100 millones de euros. Sin embargo después admitió que habría que aumentar los fondos destinados a ese fin.

El tabloide berlinés BZ, pidió este martes en su portada a los ciudadanos una contribución de 10 euros en solidaridad con afectados.

La gestión de las inundaciones es sin duda también un tema político a tres meses de las elecciones federales. En 2002, el entonces candidato socialdemócrata Gerhard Schröder, quien luchaba por la reelección, logró convertir la emergencia en un éxito y ganó las elecciones. Muchos se esperan que Merkel intentará hacer lo mismo.

NOTIMEX