MULTIMEDIOS DIGITAL
24 de agosto de 2016 / 08:34 a.m.

ESPECIAL.- Adele sigue teniendo invitados peculiares durante su gira de conciertos y ahora fue el turno de un afortunado perro.

La cantante británica quedó sorprendida cuando se dio cuenta de que entre el público estaba un pequeño perro, por lo que no dudó en invitar a su dueño a llevarlo junto a ella para acariciarlo, tomarse una selfie y hasta besarlo.

“No tengo idea de en donde haya tenido su boca ese perro”, dijo entre risas.

Adele recién retomó con su agenda de trabajo tras haber tenido que suspender un concierto en Phoenix, Arizona a causa de un resfriado.

adele