19 de mayo de 2013 / 07:32 p.m.

Perú — La mayoría de peruanos aprueba una ley que por primera vez regula la millonaria publicidad televisiva de comida chatarra dirigida a menores de 16 años que ha generado una fuerte oposición del poderoso sector industrial, según un sondeo publicado el domingo por la prensa.

La encuesta de la firma Ipsos Perú difundida por el diario El Comercio halló que 84% considera que la ley oficializada el viernes es buena, ayudará a proteger la salud aunque necesita ser mejorada; mientras 12% cree que es mala ley y atenta contra la libertad de consumo. 4% de los consultados no precisa.

Otro 66% señala adicionalmente que la actividad física en los colegios es la forma más efectiva para reducir la obesidad de los niños y adolescentes.

La mayoría de encuestados también precisa que la publicidad de "bebidas alcohólicas, gaseosas, chocolates, golosinas y restaurantes de comida rápida" debe informar que su consumo excesivo puede ser dañino.

La encuesta realizada el jueves y viernes abarcó una muestra de 521 personas y tiene un margen de error de 4,5%.

Según cifras oficiales de 2011, los fabricantes de alimentos no saludables invierten en promedio 4,4 millones de dólares mensuales en avisos publicitarios durante los programas más vistos en las televisoras locales y el 66% de los avisos televisivos diarios en programas para niños son de alimentos no saludables.

La norma llamada de promoción de alimentos saludables para niños y adolescentes prohíbe "incentivar el consumo inmoderado de alimentos y bebidas no alcohólicas, con grasas trans, alto contenido de azúcar, sodio y grasas saturadas".

Además restringe el uso de mensajes publicitarios que induzcan a los menores al error sobre beneficios nutricionales, que generen expectativas referidas a que la ingesta proporciona superioridad, fuerza, estatus y popularidad.

Asimismo, se prohíbe promover regalos a los niños para fomentar el consumo o sugerir que los padres son más generosos por adquirir un tipo de producto que quien no lo hace.

Luis Salazar, líder de la industria local y gerente de una empresa de embutidos, dijo el viernes en conferencia de prensa respecto a la nueva ley que "de no ser posible un cambio, pediremos la derogación de la norma".

Dijo que si se busca vida saludable para los niños "el camino no va por esta normativa, va por educación, educación física...la verdadera solución está por proveerle a ellos de esas capacidades para poder discernir qué cosa es mejor para ellos y poder escoger conscientemente cómo deben alimentarse y cómo deben tener una vida sana".

AP