AP
12 de julio de 2015 / 04:37 p.m.

Baton Rouge.- Mujeres de diversas partes del país se disputan el domingo la corona Miss USA, un concurso de belleza con vestidos despampanantes y sensuales trajes de baño que se ha efectuado durante décadas pero que este año está envuelto en la controversia debido a las declaraciones de Donald Trump sobre los inmigrantes mexicanos.

La competición, copropiedad de Trump, tendrá lugar hoy por la noche en Baton Rouge por segundo año consecutivo.

Las críticas del empresario contra los inmigrantes mexicanos cuando anunció su campaña por la candidatura presidencial republicana tuvieron repercusiones negativas en el imperio de negocios del magnate, incluida la organización de Miss Universo que incluye el certamen Miss USA.

Cuando anunció su candidatura en junio, Trump dijo que algunos inmigrantes mexicanos traen narcotráfico y delincuencia a Estados Unidos, y algunos son violadores.

Los canales televisivos NBC y Univision, que difunde programas en español, dijeron que no transmitirían el concurso. Jueces y artistas se retiraron del certamen.

Los organizadores maniobraron a toda prisa para encontrar a los sustitutos a medida que se acercaba la fecha del espectáculo.

La televisora Reelz solicitó transmitir la competición y argumentó que el certamen y las concursantes "son parte integral de la tradición estadounidense". La televisora también dijo que Trump no obtendrá beneficios económicos de este acuerdo.

Los organizadores del concurso encontraron a los conductores sustitutos en tanto que el jurado incluirá a ganadoras de Miss USA y Miss Universo.

miss usa
Competidoras de Miss USA ensayan horas antes de que se lleve a cabo el concurso | AP

Los organizadores también destacaron la diversidad de las concursantes, incluidas las de origen hispano.

Las concursantes competirán en tres categorías: traje de noche, traje de baño y entrevista de personalidad. Las 51 mujeres representan a cada estado y el Distrito de Columbia.

Natasha Martínez, que representa a California, dijo a principios de semana en entrevista que no cree que las declaraciones de Trump hayan eclipsado el concurso, el cual es una oportunidad para que ella y otras competidoras muestren lo que están haciendo.

"Lo importante no es qué tan largo tenga una el cabello o lo bien se vea en bikini. Es una oportunidad para que estas chicas defiendan lo que las apasiona", declaró Martínez, quien apoya la lucha contra el cáncer de seno.