11 de abril de 2013 / 12:51 p.m.

El Ministro de Unificación de Corea del Sur, Ryoo Kihl-jae, hizo hoy un llamamiento al diálogo a Corea del Norte para retomar las operaciones del complejo industrial conjunto de Kaesong, cerrado desde hace tres días por decisión de Pyongyang.

""Pyongyang debe acudir a la mesa de negociaciones inmediatamente", afirmó en una conferencia de prensa el máximo responsable de la cartera surcoreana encargada de las relaciones con el Norte, tras exponer que "las dos Coreas han de debatir formas de normalizar el parque industrial a través del diálogo"".

Ryoo argumentó que la suspensión de actividades del complejo no ayuda al futuro del pueblo coreano y está causando severos perjuicios tanto a las empresas del Sur como a los obreros del Norte que trabajan en este parque industrial ubicado en territorio norcoreano cerca de la frontera.

Horas antes de la intervención del ministro del Sur, Corea del Norte publicaba a través de su agencia estatal KCNA un comunicado en el que atribuyó al Sur la responsabilidad del cierre del complejo, que amenazó con clausurar definitivamente.

El pasado martes, Pyongyang retiró unilateralmente a sus trabajadores de Kaesong, cumpliendo así la amenaza lanzada el día anterior.

Las dos coreas viven uno de los momentos de tensión más graves de las últimas seis décadas, marcado por las constantes amenazas y hostilidades del régimen de Kim Jong-un a Seúl y Washington desde hace más de un mes, cuando la ONU anunció nuevas sanciones para Pyongyang por su prueba nuclear de febrero.

Ubicado al sureste de Corea del Norte, a escasos kilómetros de la zona desmilitarizada que separa a las dos coreas, el complejo industrial de Kaesong, único proyecto intercoreano vigente, alberga a 123 compañías del Sur que fabrican varios productos con la mano de obra de unos 54.000 norcoreanos.

EFE