5 de agosto de 2013 / 12:15 a.m.

Londres • El banco británico HSBC pidió a más de cuarenta embajadas en el Reino Unido que cierren sus cuentas y busquen otra entidad bancaria, como parte de un programa para reducir el riesgo, revela el dominical "Mail on Sunday".

En su página digital, el rotativo británico afirma que incluso el Vaticano, a través de la Nunciatura Apostólica, se ha visto afectado, así como representaciones diplomáticas de países de la Mancomunidad Británica de Naciones.

El jefe del Cuerpo Consular en el Reino Unido, Bernard Silver, que representa a los cónsules en este país, dijo al dominical que la decisión ha perjudicado a muchas misiones.

El HSBC ha puntualizado que las embajadas están sujetas a las mismas valoraciones que el resto de los clientes a la hora de tener abierta una cuenta, como la liquidez.

Según el "Mail on Sunday", el banco ha pedido al Alto Comisionado de Papúa Nueva Guinea y al Consulado de Benin que tienen sesenta días para buscar una cuenta bancaria en otra entidad.

"La decisión del HSBC ha provocado estragos. Las embajadas y los consulados necesitan desesperadamente un banco, no solo para recibir dinero de los visados y pasaportes, sino para pagar los sueldos del personal, los alquileres", dijo Silver.

El cónsul honorario de Benin, Lawrence Belavu, dijo que han trabajado con el HSBC durante 22 años y que ahora su misión tiene dificultades para encontrar otro banco con el que operar.

Las embajadas son tratadas por los bancos como cualquier otro cliente y también pueden solicitar préstamos.

Según destacan hoy los medios británicos, las embajadas son consideradas de riesgo por posible lavado de dinero.

El año pasado el HSBC fue multado con miles de millones de dólares por las autoridades de Estados Unidos tras supuestas actividades de lavado de dinero que al parecer fueron realizadas por carteles de la droga a través de las operaciones del banco en América Latina.

EFE