26 de septiembre de 2013 / 12:56 a.m.

Nueva York • El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, pidió hoy aprovechar la ocasión favorable para intentar solucionar la cuestión de las armas químicas sirias, el programa nuclear de Irán y el conflicto entre israelíes y palestinos.

En su intervención durante el 68 periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, Van Rompuy recalcó que los acontecimientos positivos en Irán, con la reanudación del diálogo internacional y con las nuevas conversaciones entre Israel y Palestina, puede "reforzarse mutuamente" con lo que ocurre en Siria.

Van Rompuy consideró que si finalmente el Consejo de Seguridad de la ONU logra acordar una resolución sobre el desarme químico sirio, puede crear una nueva dinámica, tanto en la guerra civil de ese país como en el conjunto de la región. En este sentido, dijo que israelíes y palestinos "deben aprovechar la ocasión" para que las conversaciones directas reanudadas en julio obtengan resultados.

Van Rompuy recalcó la disposición de la Unión Europea a implicarse en la solución de estos conflictos, y recordó que Bruselas ya es el interlocutor principal de Irán en las discusiones sobre su programa nuclear. "Europa no se está retirando" de la escena mundial "incluso a pesar de las dificultades económicas de los últimos años", afirmó.

EFE