AP
14 de diciembre de 2016 / 12:29 p.m.

ESTADOS UNIDOS.- Bill Cosby usó su fama para tener la confianza de mujeres a las que sedó con pastillas y bebidas para poder abusar sexualmente de ellas, indicaron fiscales el martes mientras buscaban persuadir a un juez para que permita declarar a 13 de las mujeres que lo acusan en el juicio por abuso sexual que enfrentará próximamente.

El fiscal de distrito del condado de Montgomery, Kevin Steele, dijo a un juez que busca que el testimonio de las acusadoras demuestre que Cosby tiene un largo historial de drogar y abusar de mujeres jóvenes.

"El acusado se ha involucrado a lo largo de décadas en un patrón de abuso sexual contra jóvenes que estaban inconscientes por un tóxico que él les administró", dijo Steele.

Cosby, de 79 años, ha estado casado por décadas. Está acusado de abusar sexualmente de una mujer en su casa en un suburbio de Filadelfia en 2004.

Sus abogados quieren que las acusadoras no puedan testificar en el juicio que enfrentará a comienzos del próximo año. Se espera que la defensa ataque la credibilidad de la mujer y su relevancia cuando los abogados presenten sus argumentos el miércoles.

El juez Steven O'Neill debe decidir si permite que todas o sólo algunas de las mujeres testifiquen bajo una ley estatal que permite a los fiscales convocar a testigos de otras supuestas faltas de los sospechosos. Las acusadoras incluyen a aspirantes a actriz, meseras y una aeromoza que forman parte de las 50 mujeres que han declarado contra Cosby desde que los fiscales reabrieron el caso de 2004 el año pasado.

La audiencia fue difícil desde el principio. El juez le pidió en dos ocasiones a los abogados que mantuvieran el orden después de discutir por la práctica de la defensa de publicar los nombres de las acusadoras.

Steele se enfrentó con el abogado de Cosby Brian McMonagle por la insistencia de la defensa para identificar a las acusadoras por su nombre en documentos públicos y en una audiencia de la corte. Steele sugirió que los abogados de Cosby los estaban publicando en un intento por intimidar a las mujeres.

McMonagle dijo que muchas de ellas habían hablado públicamente sobre sus acusaciones.

"Son testigos en un juicio", argumentó. "No son niñas".

Al final el juez decidió que los abogados de Cosby podían identificar a 11 de las mujeres por su nombre ya que han contado sus historias públicamente. Agregó que dos de ellas se han mantenido en anonimato y no deben ser identificadas en la corte.