11 de junio de 2013 / 01:57 p.m.

Washington • La presión ciudadana a favor del perdón a Edward Snowden, responsable de la filtración sobre la vigilancia secreta de las comunicaciones telefónicas y digitales de millones de usuarios hechas por la administración de Barack Obama, creció ayer mientras se ignora el paradero del ex asesor de inteligencia.

Más de 19 mil personas firmaron en el último día una petición al presidente Obama para que perdone a Snowden, el ex asesor de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que dio a dos diarios, el británico The Guardian y el estadunidense The Washington Post, información secreta sobre los programas de escucha telefónica.

Según el Post, Snowden dejó ayer el hotel Mira de Hong Kong donde se hospedaba y desde donde autorizó el domingo a dichos medios a revelar su identidad.

El Departamento de Justicia abrió una investigación sobre Snowden, 29 años, e indaga si podría reclamar su extradición a Hong Kong, ya que existe un tratado bilateral en vigor, aunque el gobierno de Pekín puede bloquearla si concierne a “"la defensa, los asuntos extranjeros, el interés público o la política"” de China.

En Francia, la máxima representante de la extrema derecha, Marine Le Pen, del partido Frente Nacional, pidió al gobierno socialista de Francois Hollande conceder asilo político a Snowden, ex agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) quien, según Le Pen, diputada del Parlamento Europeo, “"debe ser puesto en condiciones de seguridad lo más rápidamente posible"”, ya que “tuvo el coraje y el inmenso mérito de revelar a la humanidad una amenaza muy grave contra la democracia y nuestras libertades públicas"”.

Tradicionalmente Le Pen critica el asilo por sus posturas racistas y antiinmigrantes, pero en este caso pesan más las afinidades con Snowden, quien en 2012 parece haber contribuido en forma modesta a la campaña presidencial de Ron Paul, un republicano liberal defensor a ultranza de las libertades individuales y de mercado, según el sitio de la comisión electoral de EU (FEC), que indica que un “"Edward Snowden"” donó dos veces 250 dólares a Paul, en marzo y mayo de 2012, en las primarias del Partido Republicano.

Snowden viajó el 20 de mayo a Hong Kong tras dejar su asesoría en la NSA y desde ahí reveló el programa Prism, un sistema que le permite a esa agencia vigilar a los usuarios de internet y redes sociales aun en el exterior.

Snowden dijo ayer que podría pedir asilo en Islandia, donde rige una amplia libertad de expresión en internet, pero el gobierno le recordó que cualquiera que desee asilo primero debe ingresar al país.

“"Héroe nacional"”

“"Edward Snowden es un héroe nacional y debería emitirse inmediatamente un perdón pleno y absoluto por cualquier delito que haya cometido o pueda haber cometido al divulgar los programas secretos de vigilancia"”, dice la petición colgada en el sitio “"Nosotros, el pueblo"”, en el portal de la Casa Blanca, que publica pedidos de individuos y grupos.

Pero la Casa Blanca evitó pronunciarse. “"No puedo hablar específicamente sobre este individuo o la investigación"”, insistió ayer el vocero, Jay Carney.

Daniel Ellsberg, el analista militar que en 1971 filtró los llamados “"Papeles del Pentágono"” sobre la guerra de Vietnam, dijo que Snowden prestó “"un servicio incalculable"” a los ciudadanos.

Asimismo, el fundador del portal de filtraciones WikiLeaks, Julian Assange, calificó de “"héroe” a Snowden y en entrevista con la cadena británica Sky News dijo que reveló “uno de los eventos más serios de la década"”.

Claves

Demandan a Francia

- Veinte personas víctimas de bombardeos con gas lanzados por el ejército iraquí en 1988 en Halabja (kurdistán iraquí), presentaron ayer una demanda contra empresas francesas que proveyeron el arsenal.

- El abogado de las víctimas, David Père, quien presentó la petición ante el tribunal de Gran Instancia de París, denunció la complicidad de genocidio y crimen contra la humanidad de parte de 427 empresas responsables, dos de ellas francesas.

- El abogado representa en total a 721 sobrevivientes, quienes se disponen a presentar más demandas contra empresas en Alemania, Suiza, EU, España y Holanda.

AGENCIAS