BETSABÉ DÁVILA | @BETSYNIOR
4 de agosto de 2016 / 01:51 p.m.

ESPECIAL.- Ozzy Osbourne se encuentra en medio del escándalo: tras dar a conocer que se encuentra en tratamiento por su adicción al sexo, ahora su hija ha sido demandada por la amante del rockero.

La estilista Michelle Pugh, quien presuntamente tuvo un romance con el vocalista de Black Sabbath, inició un proceso legal en contra de Kelly Osbourne por publicar su teléfono en redes sociales.

Todo comenzó con el enojo que Kelly sintió al enterarse del affair que su padre tuvo con la mujer, por lo que decidió publicar varios tuits en su contra.

Aunque la cantante ya borró los mensajes, ahora enfrenta acusaciones de difamación, daño intencional y estrés emocional.

"En la era de las redes sociales, la telerrealidad y el Internet, cualquiera, especialmente una celebridad, puede iniciar un ataque global dejando una indeleble y permanente mancha en cualquier objetivo elegido, incitando a las masas a degradar, comentar y acosar", señaló el abogado de Pugh, Edie Mermelstein.

A pesar de la tempestad, Ozzy y su esposa Sharon decidieron dejar a un lado el divorcio y darse una segunda oportunidad.