EFE
19 de abril de 2013 / 05:49 p.m.

La Ciudad de Varsovia conmemora hoy el 70 aniversario del levantamiento del gueto, la primera sublevación armada en una ciudad ocupada por los nazis, un acto de "en defensa de la dignidad" que "supuso un precio terrible" con 13.000 judíos muertos y miles de deportados, recordó el presidente polaco, Bornislav Komorowski.

Antes, exactamente a las 10.00 horas locales campanas católicas y agudas sirenas sonaban en toda la ciudad de Varsovia en recuerdo de aquellos 750 judíos polacos que en la mañana del 19 de abril de 1943 decidían enfrentarse contra la barbarie nazi, destacó Efe.

"El levantamiento fue el último acto de resistencia de unas personas privadas de su dignidad y esperanza", dijo el jefe de Estado de Polonia, durante el acto principal en recuerdo de esa insurrección, que tenía lugar hoy ante el monumento a los héroes del levantamiento del gueto de Varsovia.

Tanto como Komorowski como el resto de mandatarios y representantes de la comunidad judía presentes mostraban en su solapa una estrella de David amarilla, similar a la que debía llevar la población judía para distinguirse de los gentiles.

Entre ellos el presidente del Parlamento Europeo, el alemán Martin Schulz, quien destacaba la importancia de esta conmemoración no sólo para polacos y judíos, sino también para Alemania como muestra de su responsabilidad en lo sucedido hace 70 años.

Durante el acto, en el que finalmente no estuvo presente el presidente de Israel, Simon Peres, fue condecorado por Komorowski con la Gran Cruz de la Orden del Renacimiento de Polonia uno de los últimos supervivientes de aquel levantamiento, el polaco judío Symcha Ratajzer (Varsovia, 1925).

La conmemoración continuó en el museo de Historia Judía de Polonia, donde el compositor polaco Krzysztof Penderecki y la Orquesta Sinfónica de Varsovia participaron en un concierto en honor a los insurgentes.

Por la tarde, el museo también acogió un concierto de jazz en homenaje a Marek Edelman, uno de los protagonistas del levantamiento del gueto y también del alzamiento de Varsovia en 1944, dirigido por la resistencia polaca, y posteriormente activista de Solidaridad contra el comunismo.

Se estima que alrededor de 13.000 judíos murieron en la sublevación del gueto, que finalizó en mayo de ese mismo año, mientras que la mayoría de los supervivientes fueron deportados a campos de concentración donde fueron exterminados casi todos por los nazis.