17 de noviembre de 2013 / 10:48 p.m.

Caracas, Venezuela.- Los comercios venezolanos tendrán una fecha límite para reducir los precios de sus mercancías y serán sancionados los que reincidan en elevarlos, indicó el domingo vicepresidente Jorge Arreaza.

El funcionario también aseguró que el gobierno garantizará los puestos de trabajo de los empleados de todas las tiendas que se ha han visto colmadas de compradores en busca de productos con descuentos que llegan a 70%.

La fecha límite será establecida en breve por el mandatario Nicolás Maduro, quien con "mano de hierro", dijo Arreaza, implantó la semana pasada una serie de "fiscalizaciones" a comercios como locales de venta de electrodomésticos, ferreterías y textiles, a los que acusó de inflar los precios artificialmente y "robarse" los dólares que el gobierno entrega en función del control de cambio de divisas que rige en el país desde el 2003.

El presidente "pronto va a anunciar una fecha límite para que todos los comercios de este país, todas las distribuidoras del país, hayan ajustado sus precios a lo más próximo a la realidad... respetando los márgenes de ganancia", indicó Arreaza en un acto desde la casa de gobierno y transmitido por la televisora estatal.

"Si caen en reincidencia (esos comercios) les caerá todo el peso de la ley", añadió Arreaza.

Miles de venezolanos seguían haciendo largas filas a las puertas de distintos locales como una red de ferreterías que además vende en esta temporada artículos de Navidad y juguetes y el domingo era nuevamente "inspeccionada" por las autoridades en sus distintas sedes tanto en Caracas como en la ciudad de Valencia, en el centro del país.

Venezuela tiene una inflación de 54,3% acumulada en los últimos 12 meses y además sufre la escasez de productos básicos alimenticios y medicinas, entre otros. El presidente Maduro acusa a la oposición de desarrollar una "guerra económica" para desestabilizar a su gobierno, un señalamiento que ya hacía su predecesor, el presidente Hugo Chávez, quien gobernó por 14 años hasta su fallecimiento, en marzo pasado.

El líder de la oposición Henrique Capriles indicó en la jornada que el gobierno intenta esquivar su responsabilidad en el deterioro económico del país.

"El gobierno quiere hacernos creer que el problema económico es culpa de un grupito que especulaba, sin embargo, yo les pregunto ¿quién creen ustedes que tiene el poder sobre el petróleo, los dólares, la aduana, los aeropuertos, puertos e industrias?... ¿Quién controla la economía del país? El gobierno. Aquí el gobierno quiere hacernos creer otra cosa, pero la verdadera guerra económica es del gobierno", dijo Capriles citado en una nota de prensa divulgada en un correo electrónico.

AP