multimedios digital
9 de febrero de 2017 / 08:30 a. m.

ESPECIAL.- Vogue esperaba que su edición de 125 aniversario fuera única, y parece que lo fue, pero no de la manera que buscaban.

En la portada de marzo, titulada "Mujer Americana Moderna", aparecen abrazadas en la playa las modelos Gigi Hadid, Kendall Jenner, Ashley Graham, Vittoria Ceretti, Imaan Hammam, Adwoa Aboah y Liu Wen, una forma de la publicación de representar a la belleza y diversidad.

"En un clima de vetos migratorios y construcciones de muros, los más grandes nombres del 2017 prueban que no hay un sólo tipo de chica americana, y que nunca la ha habido", escribió Maya Singer en el artículo de portada.

Pero, de acuerdo con Us Weekly, lectores y cibernautas acusan a la publicación de ir con el status quo: fuera de Ashley Graham, las modelos de la portada son altas y delgadas, además de que todas son de piel relativamente clara.

"¿Dónde están las chicas de piel oscura?", escribió una usuaria en Instagram.

A pesar de las críticas, Liu Wen, la primera mujer asiática en aparecer en la portada, reveló que estaba emocionada por la inclusión que representaba la portada, al menos para ella.