ap
31 de mayo de 2017 / 09:11 a.m.

LOS ÁNGELES.— Kathy Griffin aseguró que fue demasiado lejos cuando apareció ayer en un breve video sosteniendo una cabeza decapitada y ensangrentada con la apariencia del presidente Donald Trump.

La comediante publicó un clip en el que se disculpa por la imagen tomada de otro video, y dijo que era demasiado "perturbadora" y no era divertida.

El primer video muestra a una imperturbable Griffin levantando lentamente la cabeza ensangrentada. Originalmente describió el proyecto con el fotógrafo Tyler Shields como una "manifestación pseudoartística" de burla al comandante en jefe.

Griffin menciona en su video de disculpa que solicitó al fotógrafo que retirara las imágenes y pide a sus admiradores que la perdonen. Griffin dice que cometió un error, que fue demasiado lejos y que se equivocó.

Kathy Griffin
Kathy Griffin apareció sosteniendo una cabeza decapitada y ensangrentada con la apariencia del presidente de EU. | TWITTER


jeem