ALBERTO SANTOS | @ALBERTO_SANTOS
3 de febrero de 2017 / 08:59 p.m.

MONTERREY.- Después de 18 años la banda de rock mexicana Caifanes regresará al estudio de grabación.

Saúl Hernández, líder y vocalista de la banda, confesó que dentro de los planes que Caifanes tiene para este 2017, es volver a un estudio para revivir la energía que se produce al grabar un regresará al estudio de grabación..

“Hay un sentimiento extraño. Como se diría tenemos sin sacar un disco lo que sería la mayoría de edad en México y eso nos trae mayor confrontación”, mencionó Saúl Hernández.

“Regresar al estudio, no hay tanto como miedo, pero sí tenemos cierta curiosidad y hasta un poco de inseguridad al saber que ya son 18 años que no nos metemos en esa intimidad del estudio. Al mismo tiempo tenemos muchas ganas y fuerza”, prosiguió.

Hasta el momento no quieren revelar muchos detalles de los temas que plasmarán en este disco, pero sí confirmaron que ya tienen algunas canciones preparadas para cuando decidan a grabar.

“Lo vamos a sacar bajo el sello del poder. Hasta el día de hoy Caifanes no tiene disquera y todo se está enfocando para sacarlo de manera independiente”, dijo.

Con ésta producción musical, la banda confirma que seguirán unidos por varios años más, asimismo, se descartan los rumores en donde aseguraban que se volverían a desintegrar para cumplir con sus proyectos personales.

Dentro de las novedades que tiene la música de Caifanes ese lanzamiento de un Set-Box en donde incluyen toda la discografía de la banda en formato de vinil.

“Eso es una iniciativa de la compañía en la que Caifanes no tiene nada que ver. Nosotros no entramos en el proyecto, entonces cualquier queja o aplauso es con Sony. Por cierto está muy bonito porque quedó muy interesante”, comentó.

Saúl confesó que él se enteró del proyecto a mitad de la creación por lo que espera poder recibir algo de lo que produzca las ventas de este material.

Caifanes se presenta mañana en el Auditorio Pabellón M, un concierto tan esperado por los fanáticos que logró ser un sold out a mediados del mes de enero.