AP
23 de marzo de 2017 / 08:55 a.m.

LOS ÁNGELES.- Todd Fisher dice que su madre, Debbie Reynolds, lo preparó "para su partida del planeta" el día que murió su hermana, Carrie Fisher, en diciembre.

Reynolds, de 84 años, sufrió un derrame cerebral y falleció al día siguiente que su hija de 60 años muriera de un ataque cardiaco. Todd Fisher dijo a Entertainment Tonight que su madre le dijo que quería "ir a estar con Carrie".

Fisher dijo que está "realmente bien" con la muerte de su madre, pero "no tan bien" con la de su hermana. Expresó que el resurgimiento de las películas de Star Wars y el papel de Fisher como la princesa Leia significaban que ésta estaba en medio de lo que él pensó era "su mejor momento".

Fisher y Reynolds serán recordadas el sábado en un servicio memorial en Hollywood.