MULTIMEDIOS DIGITAL
25 de marzo de 2016 / 10:18 a.m.

México.- Greg Foot, presentador británico, había probado ya todo tipo de carne, a excepción de una: la carne humana, y no pensaba irse de este mundo sin conocer su sabor.

¿Cómo lo haría? Bueno, sacrificando un poco de sí mismo.

Con el fin de saciar su curiosidad, Greg pidió a un cirujano que le extrajera una parte del tejido muscular de su pierna.

Ya estaba todo listo, tenía su propia carne frente a él cuando el médico le dijo: “comerse a sí mismo es ilegal”, lo que arruinó los planes de Foot.

Había ido ya muy lejos y para solucionar el problema y acabar con su duda acudió a un laboratorio especializado en el análisis del sabor de los alimentos y fue ahí donde le dijeron que el sabor de la carne humana era una mezcla de entre cerdo y cordero.

Momentos después Greg compró esos dos tipos de carne y los juntó y cocinó para preparar una hamburguesa y conocer el posible sabor de los humanos. 

presentador tv
Greg compró carne de cerdo y cordero, los juntó y los cocinó para preparar una hamburguesa y conocer el posible sabor de los humanos. | ESPECIAL