15 de octubre de 2013 / 01:50 a.m.

Irán.- El presidente de Irán, Hasán Ruhani, redobló su desafío a las facciones de línea dura del país el lunes, al instar a que las autoridades no restrinjan la libertad académica y concedan a los profesores universitarios más oportunidades de participar en conferencias internacionales.

Algunos iraníes de línea dura se han opuesto a cualquier tipo de distensión con Estados Unidos y el lunes esas voces se hicieron sentir para interrumpir un discurso del ex presidente Akbar Hashemi Rafsanjani con gritos de "muerte a Estados Unidos", informó la agencia de noticias semioficial Mehr. Días antes el veterano estadista había instado a los iraníes a que dejen de usar esos lemas en las manifestaciones a fin de ayudar al esfuerzo de Ruhani.

Los radicales han tratado de organizar el 4 de noviembre una importante manifestación contra Estados Unidos en conmemoración del aniversario del ataque de estudiantes extremistas a la embajada estadounidense en Teherán en 1979.

El presidente ha empujado a que Irán acabe el enfrentamiento con la comunidad internacional sobre su asediado programa atómico que es el punto de una serie de conversaciones con las potencias mundiales a partir del martes en Ginebra.

Ruhani dijo a profesores y estudiantes de la Universidad de Teherán que es "una vergüenza" que algunos grupos traten de limitar el debate académico abierto.

El mandatario exhortó a las autoridades a no impedir que los especialistas participen en reuniones internacionales, lo que calificó de "diplomacia científica".

En años recientes, muchos profesores y estudiantes fueron expulsados de las universidades bajo presión de autoridades de línea dura como la Guardia Revolucionaria.

El mensaje de Ruhani trasmitido el lunes por la televisión estatal apunta a posibles profundas fisuras políticas. El líder supremo, el ayatola Ali Jamenei, ha respaldado la actitud de Ruhani hacia Estados Unidos, pero algunas de las fuerzas que critican al presidente también están controladas por Jamenei, quien tiene la palabra final en todos los asuntos de estado.

Ruhani ha pedido anteriormente el levantamiento de las restricciones al acceso a internet y exhortó a la policía a no reprimir las infracciones percibidas al código islámico de vestimenta por parte de las mujeres.

La Asociación Judía de Teherán en una declaración que entregó el lunes a The Associated Press, dio su respaldo a las acciones de Ruhani en el plano internacional e instó al presidente Barack Obama y a otros líderes occidentales a que usen la "oportunidad dorada" para mejorar sus relaciones con Irán.

AP