24 de febrero de 2013 / 07:06 p.m.

Beirut • El presidente libanés, Michel Suleiman, instó hoy a Siria a que cesen los bombardeos contra el Líbano tras la muerte de dos libaneses en la frontera entre ambos países, según un comunicado oficial.

El mandatario pidió que los sirios "se abstengan de disparar o lanzar proyectiles al territorio libanés" e insistió en la necesidad de que los libaneses "sigan comprometidos con la postura de la neutralidad y no interfieran en los asuntos de otros países, en especial de Siria".

Suleiman llevó hoy a cabo una serie de contactos con las autoridades encargadas de investigar lo ocurrido para que aclaren los últimos sucesos de la frontera.

Anoche, un libanés murió cuando fue alcanzado por una bala disparada desde el lado sirio de la frontera en la región fronteriza de Wadi Jaled, donde otra persona falleció por el impacto de un proyectil en su casa.

Los ataques sirios causaron asimismo importantes daños en las viviendas, dijeron a Efe fuentes policiales.

Este tipo de incidentes son frecuentes desde que comenzó la revuelta contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, en marzo de 2011.

La situación de seguridad en el Líbano se ha deteriorado en los últimos meses, en los que ha habido secuestros, ataques de las fuerzas sirias al otro lado de la frontera, y enfrentamientos armados entre detractores y seguidores de Al Asad en Trípoli (norte), Beirut y otras zonas del país.

EFE