8 de marzo de 2013 / 01:45 p.m.

Los estudiantes chilenos se manifestaron hoy en varias ciudades del país para reclamar mejoras en la educación, en la que fue la primera marcha estudiantil del año, que terminó con enfrentamientos con la policía y varios detenidos.

La manifestación, convocada a través de las redes sociales sin el apoyo de las organizaciones de estudiantes ni la autorización de la autoridades, congregó en Santiago a unos trescientos jóvenes, especialmente secundarios, que se reunieron en la céntrica Plaza Italia de la capital.

La policía instó a los jóvenes a disolver la movilización y empezaron los enfrentamientos con grupos aislados de encapuchados. Carabineros (policía militarizada) empleó carros lanzaagua y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, que les lanzaban piedras y otros objetos.

Según algunos observadores de Derechos Humanos que siguieron las protestas, varias decenas de manifestantes fueron detenidos. El coronel de carabineros, Hugo Insunza, señaló que fueron detenidos 30 personas en su mayoría jóvenes "y no hay información de civiles ni carabineros heridos".

Sin embargo, durante los enfrentamientos se registraron dos accidentes de tránsito: una camioneta atropelló a un reportero gráfico de La Tercera y otro vehículo particular arrolló a un analista de sistemas. Ambos fueron internados con lesiones de diversa consideración.

El coronel Insunza dijo que las fuerzas especiales de su institución entraron en acción debido a que los manifestantes comenzaron a lanzar bombas molotov y a atacar a los efectivos policiales. Por su parte, la ministra portavoz de Gobierno, Cecilia Pérez, dijo a los periodistas que la marcha de los estudiantes "fue una marcha con muy poca adhesión pero mucha violencia".

"Por cierto ha existido violencia por parte de los cobardes de siempre. Cualquier tipo de marcha o movimiento les sirve, empañando lo que siempre hemos defendido que es el derecho de todos de poder estar tranquilos y poder participar dentro de las actividades diarias que uno tiene", enfatizó.

Pérez añadió que los detenidos serán puestos a disposición de la fiscalía "y esperamos que el peso de la justicia caiga sobre ellos", concluyó. Los incidentes se sucedieron en varios puntos del centro de la capital y obligaron a cortar el tránsito en algunos momentos. Las manifestaciones se repitieron en las ciudades de Valparaíso, Concepción y Valdivia.

En Valparaíso, según medios locales, la protesta congregó a unas 150 personas, mientras que en Valdivia, al sur del país, participaron varias decenas de jóvenes, en su mayoría estudiantes de secundaria. Los jóvenes iniciaron sus protestas en mayo de 2011 con ocupaciones de centros educativos y multitudinarias manifestaciones.

El año pasado, por decisión de los estudiantes, apenas hubo tomas y las marchas decayeron en número aunque no tanto en afluencia de participantes. El Gobierno de Sebastián Piñera ha respondido a sus demandas con más becas y una reducción de los costes de los créditos, pero los alumnos piden una reforma integral del sistema, vigente desde 1981 y que les obliga a endeudarse durante años para pagar sus estudios.

EFE