3 de octubre de 2014 / 02:07 p.m.

Londres.- El príncipe Guillermo de Gran Bretaña advirtió a dos fotógrafos que dejen de seguir a su bebé Jorge cuando pasea por los parques de Londres con su niñera, afirmando que su comportamiento equivale a "acoso".

Abogados en nombre de Guillermo -segundo en la línea de sucesión al trono británico- y su esposa Kate -embarazada actualmente de su segundo hijo- escribieron a los fotógrafos independientes para pedirles que dejen de seguir a Jorge, confirmó la oficina del príncipe.

La advertencia llegó tras un incidente ocurrido la semana pasada en un parque del centro de Londres, cuando uno de ellos fue sorprendido cerca de Jorge y su cuidadora.

"Obviamente, están preocupados", señaló un portavoz de la pareja real, agregando que los fotógrafos "tuvieron un patrón de comportamiento durante un periodo de tiempo que pensamos equivale a acoso al príncipe Jorge y su niñera".

"Lo que más nos preocupa es lo extraño que resulta ver a dos hombres maduros siguiendo a un bebé de 14 meses por Londres", agregó el vocero.

El acoso de los paparazzi es un asunto especialmente sensible para Guillermo, cuya madre, la princesa Diana, murió en París en 1997 junto a su amante, Dodi al-Fayed, cuando su vehículo chocó dentro de un túnel mientras intentaba escapar de un grupo de fotógrafos que los perseguía.

Jorge nació en julio del año pasado en medio de un frenesí mediático, pero desde entonces ha pasado la mayor parte de su vida de forma discreta, con apenas un puñado de apariciones públicas.

"Quieren que el príncipe Jorge lleve la vida más normal posible como niño y eso es algo que, obviamente, no puede hacer si hay gente que va a los parques donde juegan los niños y le fotografían", dijo el portavoz. 

Agregó que cree que han aparecido algunas imágenes de Jorge en publicaciones europeas, pero no en Gran Bretaña, donde la prensa se está mostrando más comedida desde la muerte de Diana.

No obstante, la pareja real ya se quejó del acoso a Kate ante de casarse en 2011. Un año después de su boda, revistas europeas publicaron fotos en "topless" de Kate tomadas cuando estaba de vacaciones en Francia.

Foto: AP

Reuters