4 de junio de 2013 / 01:04 p.m.

 

 

Rusia • El presidente de Rusia, Vladímir Putin, aseguró hoy que promulgará la prohibición de adoptar niños rusos por parejas homosexuales una vez que la Duma o cámara de diputados apruebe el correspondiente proyecto de ley.

"En lo que se refiere a una limitación de adopciones de niños rusos por parejas homosexuales, no tengo el proyecto de ley, aún no lo he visto", dijo Putin en una conferencia de prensa al término de la cumbre Rusia-Unión Europea que se celebra en la ciudad de Yekaterimburgo (Urales).

Sin embargo, "si el Parlamento (ruso) ratifica esa ley, la firmaré", prometió el mandatario ruso.

Al mismo tiempo Putin se mostró notablemente molesto por el tema: "Me tienen harto con esas parejas homosexuales. Por donde quiera que vaya... Me fui a Europa, por allí ondean las banderas. Volví aquí y me vuelven a machacar con eso".

Así se refirió a su visita el pasado 8 de abril a Amsterdam donde fue recibido con manifestaciones contra la homofobia, desencadenadas por la ley rusa que prohíbe la propaganda de la homosexualidad entre los menores de edad.

Con todo, Putin descartó que en su país haya "discriminación" de las minorías sexuales: "Creo que nuestra legislación es muy liberal en este sentido".

"Nuestra gente, independientemente de sus preferencias, trabaja y puede hacer carrera. Les aceptamos a nivel estatal por los logros concretos en sus ámbitos profesionales", agregó.

Putin instó a manifestar "menos agresividad" con respecto al tema de los homosexuales, a la vez que subrayó que la tolerancia la deben tener tanto los heterosexuales como las minorías sexuales.

"Hay que mostrar menos de agresividad y no inflar el problema. Así será mejor para todos", aseveró.

A finales de marzo, el diario ruso "Izvestia" informó de que Putin había ordenado al Gobierno y pedido al Tribunal Supremo que prohíban por ley la adopción de niños rusos por parte de homosexuales.

Putin pidió al Supremo que introduzca antes del 1 de julio próximo los cambios necesarios en el reglamento de adopciones para impedir que niños rusos puedan ser entregados a parejas homosexuales.

El Defensor del Menor ruso, Pável Astájov, que depende directamente del Kremlin, ya expresó en varias ocasiones su rechazo al derecho a adoptar de las familias no tradicionales.

Astájov aseguró que Rusia hará todo lo posible por impedir que en el país se repita la situación que existe en España, Canadá o Francia, donde las parejas del mismo sexo pueden adoptar niños.

Rusia ya ha aprobado una controvertida ley que prohíbe la propaganda homosexual entre los menores de edad, que esta minoría considera que es una excusa para impedir la celebración de las marchas de orgullo gay.

EFE