10 de marzo de 2013 / 09:16 p.m.

Las manifestaciones se realizaron en Madrid y 60 ciudades más, convocadas por 150 organizaciones, incluyendo sindicatos, industria automotriz y televisión, así como la policía y servicios de salud.

Madrid • Decenas de miles de manifestantes desfilaron hoy en ciudades de toda España en protesta contra el elevado desempleo, el modo ineficiente en que el gobierno maneja la economía y los escándalos de corrupción, incluyendo el que afecta a la familia real.

Se realizaron manifestaciones en Madrid y otras 60 ciudades, convocadas por 150 organizaciones, incluyendo sindicatos, de la construcción, industria automotriz y televisión, así como la policía y servicios de salud.

Tras finalizar la manifestación de Madrid, una portavoz de la Cumbre aseguró que, en toda España, salieron a la calle unas 300 mil personas, de ellas 66 mil en Barcelona, la archa más numerosa, y 50 mil en Madrid.

Los secretarios generales de Comisiones Obreras (CCOO), Ignacio Fernández Toxo, y de la Unión General de Trabajadores (UGT), Cándido Méndez, encabezaron la manifestación de la capital, en la que también estuvo el coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara.

Toxo denunció que la política del Gobierno español está siguiendo el "dictado de Alemania" y está provocando un retroceso democrático y una "tormenta perfecta" en términos de desempleo y de recortes sociales.

Cándido Méndez dijo que la mayor parte de la gente rechaza las medidas de austeridad del gobierno, que según él están empujando a mucha gente a la pobreza y la aleja de la democracia.

Méndez pidió que la jornada de protesta fuese una expresión de rechazo "muy clara" a la política del Ejecutivo porque está basada en "falsedades" y está provocando un paro "brutal" y un alejamiento de los ciudadanos de las instituciones democráticas.

En el manifiesto que se leyó en la Puerta del Sol, emblemática plaza del centro de Madrid, se alertó de que la corrupción y los recortes socavan la confianza en las instituciones y amenazan "seriamente" la convivencia democrática.

Durante la manifestación de Barcelona se gritó contra el progresivo empobrecimiento de la población, los continuos recortes de los servicios públicos y los escándalos de corrupción.

En Andalucía, cientos de personas participaron en las concentraciones convocadas en siete de las ocho capitales andaluzas.

También hubo manifestaciones en otras capitales españolas como Valencia, Valladolid, Pamplona y Zaragoza.

El desempleo español supera el 26 por ciento y la economía se encuentra sumida en su segunda recesión en tres años. Entre los jóvenes el paro supera el 54 por ciento.

AP Y EFE