AP
12 de mayo de 2018 / 01:45 p.m.

CANNES.- 82 mujeres subieron los escalones del Palacio de Festivales y Congresos de Cannes en una protesta sin precedentes en la alfombra roja del Festival Internacional de Cine para presionar por una igualdad de género en la industria cinematográfica.

El número de protagonistas, cineastas y profesionales de la industria cinematográfica que recorrieron la alfombra roja representa el número de cineastas mujeres seleccionadas para competir por el galardón principal a lo largo de las 71 ediciones del festival.

En contraste con las 82 mujeres seleccionadas, mil 866 cintas dirigidas por hombres han sido elegidas para competir por la Palma.
Los organizadores dijeron que la protesta fue organizada por el movimiento Time’s Up y por el movimiento francés conocido como 5020x2020, con el objetivo de mostrar lo difícil que es todavía subir la escalera social y profesional para las mujeres.

La protesta reunió a varias profesionales de la industria, como las actrices Salma Hayek y Jane Fonda, la directora de Wonder Woman Patty Jenkins y la directora francesa Agnes Varda, premiada con una Palma de Oro honoraria.

A ellas se sumaron las cinco mujeres miembros del jurado este año: Kristen Stewart, Ava DuVernay, Lea Seydoux, Cate Blanchett y la cantante burundesa Khadja Nin. Blanchett leyó en inglés un comunicado en lo alto de la escalera del palacio y Varda lo hizo en francés.

"Las mujeres no son una minoría en el mundo, sin embargo, el actual estado de la industria opina lo contrario", dijo Blanchett. "Hoy estamos juntas en estos escalones como un símbolo de nuestra determinación para cambiar y progresar. Las escaleras de nuestra industria deben de ser accesibles para todos. Subamos."

La protesta se realizó antes del estreno de Girls of the Sun, de la cineasta francesa Eva Husson, acerca de un batallón kurdo integrado exclusivamente por mujeres.

Aparte de Husson, hay otras dos películas dirigidas por mujeres entre las 21 seleccionadas para competir por la Palma de Oro: Capernaum, de Nadine Labaki, y Happy as Lazzaro, de Alice Rohrwacher, que tendrán sus estrenos la semana próxima.

Fremaux ha dicho reiteradamente que el único criterio de selección es la calidad. Pero también ha indicado que el festival está revaluando sus métodos y buscando mayor equilibrio de género en sus comités de selección.





alt