14 de junio de 2013 / 12:22 a.m.

Managua • Representantes de la oposición política, movimientos sociales y organismos no gubernamentales se manifestaron hoy frente al Parlamento nicaragüense en contra de una ley que cede a una empresa china la construcción de un canal interoceánico por Nicaragua.

"(Daniel) Ortega, vende patria", "Nicaragua no se vende, se cuida y se defiende", rezaban, entre otras, las pancartas que portaban los adversarios al megaproyecto, mientras se discutía la ley que cede a una empresa china, hasta por un siglo, la obra y explotación de un canal que permita el paso de grandes buques entre el Atlántico y el Pacífico.

Los manifestantes, que sumaban unos 500, según los organizadores, burlaron una barrera de agentes policiales que bloqueaban el paso a las cercanías del Congreso, sin incidentes.

Minutos después, tras una fuerte lluvia, los manifestantes intentaron, sin éxito, tumbar un portón para ingresar a la Asamblea Nacional, y lanzaron bolsas con pintura rosado fucsia, el color que utiliza el gobierno sandinista en su propaganda oficial.

"Estamos comenzando la lucha contra la entrega que está haciendo (el presidente) Ortega de nuestra soberanía, de nuestro territorio, a una empresa de fachada, en la que seguramente su familia tiene intereses económicos", dijo a Efe la ex guerrillera sandinista Dora María Téllez, opositora al Gobierno.

La presidenta del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh), no gubernamental, Vilma Núñez, dijo a Efe que Ortega "es el principal responsable de la traición a Nicaragua", porque, a su juicio, "entrega prácticamente todo el territorio del país" a la firma china.

También lo responsabilizó de autorizar la destrucción del "mayor reservorio de agua (Gran Lago o Lago Cocibolca)", por donde pasaría el canal.

Para el presidente del organismo Hagamos Democracia, Róger Arteaga, construir un "canal está bien, el problema es la forma en que lo están haciendo", y criticó se le de inmunidad a la compañía china HK Nicaragua Canal Development Investment Co. Limited, a la que se le cedió el macroproyecto por 50 años, prorrogables por otros 50.

La también exguerrillera sandinista y disidente, Mónica Baltodano, en declaraciones a Efe criticó al Ejecutivo por "empeñar al país para 100 años".

Los manifestantes cargaron pancartas con rostros de cada uno de los 62 diputados sandinistas, con una leyenda que los tildaba como "filibusteros", en alegoría a los aventureros estadounidenses, que encabezados por William Walker, pretendían apoderarse de Centroamérica a mediados del siglo XIX.

Esas imágenes fueron posteriormente pateadas antes de ser tiradas al patio trasero del edificio legislativo.

Las 20 organizaciones que se manifestaron contra la concesión para construir un canal, anunciaron que iniciarán acciones legales y otras actividades para buscar la derogación de esa ley.

EFE