25 de febrero de 2013 / 10:58 p.m.

Montevideo.- Una multitud se congregó hoy ante la Suprema Corte de Justicia (SCJ) de Uruguay para mostrar su rechazo al fallo que amenaza con archivar las causas de la dictadura (1973-1985) tras declarar inconstitucional una ley oficialista que evitaba la prescripción de los delitos de aquella época.

Desde las 18:00 hora local (20:00 GMT) cientos de manifestantes de todas las edades convocados por el partido gubernamental Frente Amplio y organizaciones de derechos humanos fueron acercándose progresivamente a la plaza donde está el edificio del alto tribunal, fuertemente custodiado por la policía.

A falta de estimaciones oficiales, que ni las autoridades ni la policía ofrecen habitualmente en Uruguay, Efe pudo constatar en el lugar que en el momento culminante del acto llegaron a juntarse varios miles de personas.

Hace diez días, decenas de activistas ocuparon la sede de la SCJ para evitar que se concretara el traslado a un juzgado civil de la magistrada Mariana Mota, que tenía a su cargo medio centenar de expedientes de la dictadura, pero finalmente fueron desalojados sin incidentes por la policía.

Este lunes, como habían anticipado sus convocantes, la marcha se desarrolló sin consignas verbales y los habituales megáfonos y altavoces brillaron por su ausencia.

Sin embargo, algunos de los presentes mostraron carteles con leyendas como "Anular ya la ley de Caducidad", "Basta de impunidad", "Dónde están nuestros compañeros", "La tortura es un crimen de lesa humanidad" y "Solidaridad con la jueza Mota".

Muchos de los presentes ondearon banderas uruguayas y también pudo verse alguna del FA, cuyos dirigentes no realizaron ningún discurso.

Debido a esta manifestación fue cortada al tráfico de vehículos la Avenida 18 de Julio, la principal arteria del centro de la ciudad.

Menos de una hora después del inicio de la concentración llegó el momento central del acto, cuando los presentes cantaron el himno uruguayo y aplaudieron al unísono durante varios minutos.

Entre los asistentes a la manifestación estuvieron la senadora del FA Lucía Topolansky, que es esposa del presidente uruguayo, José Mujica, y el escritor Eduardo Galeano, reconocido defensor de los derechos humanos.

EFE