16 de abril de 2013 / 12:12 a.m.

Caracas • Miles de opositores manifestaron hoy su rechazo a la proclamación de Nicolás Maduro como ganador de las elecciones presidenciales del domingo y presidente electo con manifestaciones y un cacerolazo en Caracas.

En la Plaza de Altamira, en el tradicionalmente opositor municipio caraqueño de Chacao, cientos de personas se congregaron para reclamar el recuento de los votos y defender las aspiraciones del candidato opositor, Henrique Capriles, quien ha afirmado que no va a reconocer los resultados hasta que no se contabilicen de nuevo las papeletas.

"El pueblo unido, jamás será vencido", "Fraude" o "se va a caer, este gobierno va a caer" fueron algunas de las consignas que gritaron los opositores.

A la misma hora en diferentes puntos de Caracas se oyó un cacerolazo en rechazo a la proclamación presidencial de Maduro.

Capriles llamó hoy al Consejo Nacional Electoral a suspender el acto de proclamación de Maduro hasta que se hiciera un recuento de las papeletas, pero el ente no lo hizo y lo declaró triunfador en una ceremonia en su sede en Caracas.

"Si corre cobardemente a proclamarse, usted es un presidente ilegítimo, así se lo anuncio a Venezuela y al mundo (...) ilegítimo, espurio", dijo Capriles en una declaración pública dirigiéndose a Maduro.

El candidato opositor llamó a sus seguidores a que si finalmente se producía la proclamación a las 20:00 horas (19:30 México), se escuchará el sonido de "las ollas y cacerolas en toda Venezuela".

El CNE informó que con el escrutinio en el 98.7 %, Maduro obtuvo un 50.75 % de los votos mientras que Capriles obtuvo el 48.98%, una diferencia de sólo 262 mil 473 votos.

EFE