26 de junio de 2013 / 01:54 a.m.

MOSCU — El presidente ruso Vladimir Putin ofreció el martes el primer reconocimiento oficial del destino de Edward Snowden, quien filtró información secreta de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense, y sin demora rechazó la solicitud de Washington para que lo extradite.

Snowden, acusado de violar las leyes estadounidenses de espionaje, salió el fin de semana de Hong Kong, con lo que desató una conjetura mundial para dilucidar dónde se fue y frustró los esfuerzos de la Casa Blanca para llevarlo ante la justicia.

Putin reconoció que Snowden se encuentra en la zona de tránsito del aeropuerto Sheremetyevo de Moscú y que no ha pasado por las oficinas de inmigración de Rusia, lo que significa que técnicamente no se encuentra en territorio ruso y es libre de viajar a donde le plazca.

Luego de llegar el domingo en un vuelo desde Hong Kong, Snowden reservó un lugar en un vuelo el lunes de Moscú a Venezuela con escala en La Habana. Se suponía que luego viajaría a Ecuador a solicitar asilo, pero no abordó el avión en la capital rusa.

Se ha conjeturado que las agencias de seguridad rusas podrían tratar de mantener a Snowden en Rusia para obtener información más detallada, algo que Putin negó.

"Nuestros servicios especiales nunca trabajaron con el señor Snowden y no están trabajando con él ahora", dijo el presidente ruso en conferencia de prensa durante una visita a Finlandia.

Debido a que Moscú no tiene un tratado de extradición con Washington, no puede cumplir con la solicitud estadounidense, dijo Putin.

(AP)